Beyond Bulls & Bears

Renta fija

Mercados de renta fija y elecciones en EE.UU: Lo que realmente importa

Chris Molumphy, del Grupo de Renta Fija Franklin Templeton, afirma que a pesar del frenesí mediático creado en torno a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, sus consecuencias para los inversores de renta fija podrían ser mucho más modestas. No obstante, también cree que las elecciones al Congreso (que no han recibido tanta atención mediática) probablemente tengan más transcendencia para la economía y los mercados estadounidenses. En otro comentario advirtió que a su equipo le preocupa el auge del proteccionismo, ya que podría perjudicar al crecimiento y a la salud general de la economía estadounidense.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés Italiano Alemán

Históricamente, las elecciones presidenciales han tenido una escasa incidencia directa en los mercados de renta fija. Pese a la mayor cobertura y atención mediáticas que están recibiendo las elecciones de EE.UU este año, creemos que su resultado probablemente tendrá poca incidencia directa en el conjunto de mercados de renta fija. Sin embargo, hay algunas áreas sobre las que estaremos especialmente atentos a medida que se acerca el día de las elecciones, el 8 de noviembre.

Dado que los fundamentales son, en última instancia, lo que determina la rentabilidad a más largo plazo en los mercados de renta fija, los comentarios generales que se vierten sobre los efectos que puede tener en la economía y los mercados suelen exagerarse en los días previos a unas elecciones. En nuestra opinión, hay asuntos más importantes, como los resultados de las elecciones al Congreso tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, que se han visto eclipsados por las elecciones presidenciales en esta ocasión. No obstante, lo cierto es que cualquier cambio relevante que se produzca en la composición del Congreso podría afectar de forma más significativa a los inversores. Dadas las políticas en gran medida claves que desarrolla el Congreso, cualquier cambio en su composición (p.ej. una Cámara y Senado controlados por los demócratas) sería susceptible de afectar a la política fiscal, las normativas aplicables y diversos sectores directamente, incluidos la energía y atención sanitaria, y potencialmente a los servicios financieros.

Las elecciones propiamente dichas seguramente tendrán un efecto directo más leve en los mercados de renta fija comparado con algunos otros mercados, aunque es algo que no perderemos de vista. Como hemos señalado, una victoria aplastante de un partido en el Congreso podría tener consecuencias más relevantes, inducidas principalmente por los cambios de políticas. Aunque creemos que esa victoria es bastante improbable en estos momentos, estamos muy pendientes de este asunto, ya que tal vez tengamos que reaccionar al final. Las elecciones al Congreso no se han publicitado tanto en la prensa popular, pero estamos más pendientes de este asunto debido al mayor impacto que podría tener su resultado en los mercados y la economía en general.

La incertidumbre no suele ser apetecible para los mercados y hemos visto cierta volatilidad en varios momentos de esta temporada de elecciones. La normalidad en el sistema de controles y el equilibrio que tenemos en nuestro gobierno sí gusta al mercado, por lo que un giro rotundo hacia un partido concreto podría derivar en más incertidumbre.

No obstante, la desaparición de la incertidumbre tras conocerse los resultados de las elecciones, a nuestro juicio, permitirá desplazar la atención global nuevamente en los fundamentales de la economía macro global y los mercados.

Efecto de los déficits en la política de tipos de interés

A lo largo de este último año venimos observando que el aumento del déficit estadounidense empleado como retórica en torno al gasto financiado (que está ligado a una fuente de ingresos, a diferencia del gasto deficitario) ya ha comenzado a agotarse. Sin embargo, no creemos que las elecciones vayan a alterar sustancialmente esta trayectoria a corto plazo. Existen dos importantes temas relacionados que podrían salir adelante en el futuro próximo: la amnistía fiscal para repatriaciones (una rebaja de impuestos para personas físicas o empresas de un país que repatríen ingresos percibidos en otros países) y un aumento del gasto en infraestructuras. La repatriación restituiría a la economía estadounidense una gran cantidad de inversión potencial, mientras que un proyecto de ley de infraestructuras también podría ser beneficioso siempre que contribuyera realmente a estimular el crecimiento, en vez de ser solamente una medida financiada con déficit.

Otro aspecto que seguimos de cerca es el auge del proteccionismo dentro de Estados Unidos. Este hecho nos causa cierta inquietud, pues a la postre creemos que el proteccionismo perjudica al crecimiento y a la salud general de la economía. En general, un aumento del comercio internacional y una mayor interacción con la economía mundial son factores que favorecen el crecimiento en Estados Unidos. Si se endurecen los argumentos sobre esta cuestión, eso nos obligaría a reevaluar nuestra previsión de crecimiento general sobre el país.

En cuanto a la política monetaria estadounidense, en última instancia no creemos que las elecciones por sí mismas vayan a alterar sustancialmente la trayectoria de los tipos de interés, a menos que los fundamentales económicos den un vuelco drástico. Por otro lado, la desaparición de la incertidumbre sobre las elecciones debería eliminar otra posible objeción a que continúe la trayectoria gradual de endurecimiento. Por último, el mandato de la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, se extiende hasta 2018, por lo que también prevemos que la política adoptada por la Fed sea uniforme hasta la llegada de un nuevo presidente.

Para un análisis más detallado sobre los mercados de renta fija y política monetaria del Grupo de Renta Fija Franklin Templeton, consulte la última edición de Global Economic Perspective.

Los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son las opiniones personales expresadas por el gestor de inversiones y su finalidad es meramente informativa y de interés general, por lo que no deberá interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación o invitación para comprar, vender o mantener valor alguno o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituye asesoramiento jurídico o tributario. La información facilitada en este material se suministra a la fecha de su publicación y puede cambiar sin aviso previo y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con cualquier país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo. Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos por las filiales de FTI y/o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton Investments directamente en su bandeja de correo, suscríbase al blogBeyond Bulls & Bears.

 

Para acceder a novedades de inversión puntuales, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

 

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de los bonos generalmente varían en sentido opuesto a los tipos de interés. Por lo tanto, la cartera puede verse depreciada durante el proceso en que los bonos mantenidos en ella ajustan sus precios al aumento de los tipos de interés.

 

 

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas registradas propiedad de CFA Institute