Beyond Bulls & Bears

Renta fija

El resultado de las elecciones francesas aún no es un caso cerrado

Hay una clara brecha entre los dos candidatos que compiten en la última vuelta de las elecciones presidenciales francesas, que se celebrará el 7 de mayo: Marine Le Pen y Emmanuel Macron. En este artículo, David Zahn, Director de Renta Fija Europea del Grupo de Renta Fija Franklin Templeton, comparte su opinión sobre la posible repercusión de la carrera presidencial en el mercado.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Chino simplificado Holandés Francés Italiano Alemán Polaco

Sobre el papel, el resultado de la última vuelta de las elecciones francesas parece ahora una conclusión ineludible; la mayoría de los observadores esperan una victoria rotunda del candidato del establishment Emmanuel Macron frente a la ultraderechista Marine Le Pen.

Pero si algo hemos aprendido de los recientes acontecimientos políticos es que debemos esperar lo inesperado.

Ciertamente, la victoria de Macron sería el resultado más favorable para el mercado. Pero sigue habiendo una serie de factores desconocidos que podrían influir en el resultado; por lo tanto, cabe esperar que los mercados mantengan su volatilidad en los días previos a la última vuelta de las elecciones que se celebrará el 7 de mayo y, posiblemente, incluso después de esta fecha.

En particular, creemos que es importante recordar que, sin apoyo parlamentario, las opciones para quienquiera que se convierta en presidente francés probablemente sean muy limitadas.

Ni Le Pen ni Macron cuentan con una base sólida de apoyo parlamentario. De hecho, Macron no tiene representantes en el Parlamento y tendría que constituir un grupo completo de candidatos. Evidentemente, podría recibir tránsfugas de otros partidos, pero creemos que las elecciones parlamentarias de junio pasarán a atraer ahora una parte importante de la atención.

En lo que se refiere a decidir quién consigue las llaves del Palacio del Elíseo, no deberíamos dar demasiada importancia al hecho de que Marine Le Pen se haya erigido en ganadora en la primera vuelta.

Al contrario, la pregunta más apremiante es la siguiente: ¿a quién apoyan los simpatizantes de los candidatos eliminados?

Cabe esperar que Macron reciba el apoyo de aquellos votantes que antes respaldaron a François Fillon y Benoît Hamon, ¿pero qué ocurre con los que dieron su apoyo a Jean-Luc Mélenchon, el revolucionario izquierdista cuya popularidad cobró auge en el último momento? Hasta ahora, parece que Macron está recibiendo apoyo por parte de simpatizantes de los tres grupos.

Aunque proceden de extremos opuestos del espectro político, Mélenchon y Le Pen comparten una serie de ambiciones políticas, entre ellas, la inclinación anti Unión Europea (UE), la relajación de la normativa fiscal, el incremento del tamaño del Estado y la subida de los impuestos.

Por lo tanto, es posible que los antiguos simpatizantes de Mélenchon respalden a Le Pen. De la misma forma, podrían abandonar el proceso y no votar en la segunda vuelta, lo que implicaría una participación más baja.

Macron parece compartir en gran medida las mismas opiniones políticas que el actual presidente francés François Hollande, a pesar de haber declarado su intención de poner en marcha ciertas reformas estructurales.

Macron ha manifestado su compromiso de cumplir la norma de la UE conforme a la cual el déficit de Francia debe mantenerse por debajo del 3 % de su producto interior bruto, pero esto no parece encajar fácilmente con otras de sus ambiciones. Ha afirmado que quiere recortar el gasto público, pero también desea aumentar el número de funcionarios.

Por lo tanto, Macron parte de una postura de izquierdas más tradicional. Sin embargo, es favorable a la UE y quiere ver a Francia más integrada en esta.

En nuestra opinión, una victoria de Macron el 7 de mayo daría lugar a una recuperación de los precios de los bonos del Estado francés a corto plazo. Por el contrario, a largo plazo, creemos que sus políticas no serían tan positivas, lo cual podría resultar negativo para los bonos del Estado francés con el paso del tiempo.

Es probable que las tendencias proeuropeas de Macron sean positivas para el euro y esto también significa que los bonos del Estado de otros países periféricos obtendrían buenos resultados si este ganase. Por otra parte, no creo que los bonos del Estado alemán se comportasen tan bien.

Desde la perspectiva del mercado financiero, yo diría que la victoria de Le Pen en mayo probablemente sea el peor de los casos.

A corto plazo, las políticas de Le Pen podrían impulsar a Francia gracias al aumento del gasto previsto, pero el efecto a largo plazo posiblemente fuese desastroso, pues estas políticas contribuirían al aumento del déficit y a un incremento considerable del tamaño del Estado, lo cual los mercados financieros consideran ya excesivo.

Por lo tanto, consideramos que, en caso de que sea Le Pen quien logre la victoria, es probable que los bonos del Estado francés se debiliten de forma significativa.

Además, su deseo de celebrar un referéndum sobre la pertenencia a la UE probablemente tenga repercusiones para el euro.  Es posible que, en ese caso, presenciemos pérdidas en los bonos periféricos europeos y una recuperación de los bonos alemanes.

Los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos solo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments («FTI») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo. Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos por las filiales de FTI y/o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton Investments directamente en su bandeja de correo, suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para acceder a novedades de inversión puntuales, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas registradas propiedad de CFA Institute.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de los bonos generalmente varían en sentido opuesto a los tipos de interés. Por lo tanto, la cartera puede verse depreciada durante el proceso en que los bonos mantenidos en ella ajustan sus precios al aumento de los tipos de interés. La inversión en títulos extranjeros conlleva riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos.