Beyond Bulls & Bears

Renta Variable

En busca de nuevas oportunidades de inversión tecnológica: más allá de las FAANG

Últimamente, el sector de la tecnología se ha viso inmerso en un proceso volátil, impulsado en gran parte por la situación de las empresas más conocidas. Jonathan Curtis, de Franklin Equity Group, considera que el sector ofrece oportunidades atractivas a largo plazo. En este artículo, defiende las contribuciones de empresas menos populares y explora el potencial que presenta la aparición de la tecnología de quinta generación (5G).

Esta entrada también está disponible en: Inglés Chino simplificado Francés Italiano Alemán Polaco

Hay unas cuantas empresas grandes, en particular las denominadas «FAANG» (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google/Alphabet), que suelen prevalecer en la percepción de muchos inversores sobre el sector de la tecnología.

Sin embargo, este sector no se reduce únicamente a estos pocos gigantes. Aunque nos interesan los numerosos avances que afectan a las empresas más grandes, también dirigimos nuestra atención hacia ciertas sociedades menos conocidas que representan un papel fundamental en la transformación digital.

Estamos atentos a las empresas que integran nuevas tecnologías para cambiar su cultura y desafiar el status quo.

Los cambios digitales obligan a las empresas tradicionales a adaptarse

Con frecuencia, encontramos empresas de distintos sectores que, en su afán por seguir siendo competitivas, recurren a la inteligencia artificial y las soluciones de aprendizaje automático, como las aplicaciones de reconocimiento de voz (Siri o Alexa) o el motor de recomendaciones de Netflix. Pensamos que esta dinámica presenta oportunidades de inversión interesantes.

La transformación digital ha ayudado a un conjunto más amplio de empresas a modificar los procesos empresariales existentes o crear otros nuevos. Como inversores en el espacio tecnológico, nos interesa identificar empresas con conciencia digital fuera del sector de las tecnologías de la información que hayan apostado por las nuevas tecnologías a un ritmo más rápido que sus homólogos. Dicho esto, también creemos que algunas empresas que participan en la comercialización de tecnología de redes móviles de banda ancha de quinta generación (5G) podrían representar oportunidades a largo plazo.

Más allá de la tecnología 5G

Muchos analistas han definido la implantación de las redes de datos móviles 5G como el siguiente gran acontecimiento en el sector de la tecnología a escala mundial. Estamos seguros de que la 5G puede cambiar las reglas del juego, y reconocemos que los inversores pueden familiarizarse con esta posible oportunidad de muchas maneras.

En nuestra opinión, la oportunidad de inversión más atractiva se encuentra en la cadena de suministro para la implantación del 5G, y no entre los fabricantes de equipos de telecomunicaciones.

Por ejemplo, vemos potencial en el sector de los semiconductores (como los fabricantes de chips y memorias), cuyos productos son fundamentales para la implantación de la tecnología 5G.

También detectamos posibles oportunidades entre las empresas de infraestructuras de comunicaciones inalámbricas que ayudan a los operadores 5G a distribuir sus servicios de red a los dispositivos móviles.

Puesto que controlan la distribución, estos operadores de torres de telecomunicaciones tienen mucha capacidad para fijar los precios de los operadores de móviles. En nuestra opinión, los modelos de negocio de las empresas de torres de telefonía podrían ganar atractivo a medida que la transición hacia la 5G se haga más patente.

También reconocemos que la evolución de la 5G crea mayores oportunidades en el sector del internet de las cosas, es decir, la integración de dispositivos y objetos de uso cotidiano a través de acceso inalámbrico a internet.

Creemos que es probable que el número de dispositivos conectados a internet aumente de forma drástica durante los próximos años, gracias al ancho de banda adicional y a la menor latencia de la tecnología 5G. Teniendo esto en cuenta, hemos identificado algunas oportunidades potencialmente interesantes entre las compañías que ofrecen soluciones seguras en la nube para empresas.

Una perspectiva más a largo plazo

Aunque, en general, algunos inversores pueden utilizar las acciones de perfil alto de las FAANG como un referente en el sector de la tecnología, no solemos prestar demasiada atención a las fluctuaciones a corto plazo de algunas empresas.

Normalmente, invertimos con una perspectiva de tres a cinco años y buscamos oportunidades en empresas vinculadas al tema de la transformación digital que podrían no ser conocidas.

 

__________________________________________________________________

Los comentarios, las opiniones y los análisis presentados aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con la que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos solo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton («FT») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FT no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo. Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos por las filiales de FT y/o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Las empresas y los estudios de casos a los que se hace referencia en este artículo se utilizan únicamente con fines ilustrativos; cualquier inversión podría formar parte o no de una cartera que cuente con el asesoramiento de Franklin Templeton Investments. Las opiniones tienen por único objeto ofrecer información acerca del proceso de análisis de valores. La información facilitada en este artículo no constituye una recomendación ni un asesoramiento individual de inversión para un valor, estrategia o producto de inversión determinados, ni una evidencia de intención de negociación de ninguna cartera gestionada por Franklin Templeton. Este documento no es un análisis completo de cada hecho relevante en relación con un sector, un valor o una inversión y no debe interpretarse como una recomendación de inversión. Trata de ofrecer una perspectiva del proceso de selección y análisis de carteras. Las declaraciones basadas en hechos se extraen de fuentes que se consideran fiables, pero no se ha comprobado de forma independiente su integridad o precisión. Estas opiniones no deben considerarse como un asesoramiento de inversión ni como una oferta de un valor particular. La rentabilidad pasada no garantiza rentabilidades futuras.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton directamente en su bandeja de entrada, suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para comentar o publicar una pregunta sobre este tema, síganos en Twitter (@FTI_Global ) y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias y sectores específicos o las condiciones generales de mercado. La inversión en sectores de rápido crecimiento, entre los que se encuentra el tecnológico (que históricamente siempre ha sido volátil), podría dar lugar a un aumento en la fluctuación de los precios, especialmente a corto plazo, debido al rápido ritmo de los cambios y al desarrollo de productos, así como a los cambios en la normativa estatal que se aplica a las empresas, que pone de relieve el progreso científico o tecnológico o la aprobación normativa para la comercialización de nuevos fármacos y productos médicos.