Beyond Bulls & Bears

Renta fija

La Fed cree que ha llegado el momento de enfrentarse a la realidad

La Reserva Federal de EE. UU. redujo su tipo de interés de referencia a corto plazo por segunda vez en lo que va de año, pero a algunos observadores les pareció decepcionante el hecho de que la Fed no hiciera referencias más convincentes a futuras medidas de relajación. Sonal Desai (CIO de Renta Fija en Franklin Templeton) comparte sus opiniones acerca de por qué el banco central debía contener un poco las expectativas.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés Italiano Alemán Polaco

En su reunión de política monetaria de septiembre, la Reserva Federal de EE. UU. (Fed) redujo su tipo de interés de referencia en 25 puntos básicos, en un rango del 1,75 % al 2 %, 1 con lo cual se confirmaron las expectativas del mercado.

Sin embargo, el mensaje del presidente, Jerome Powell, en la conferencia de prensa posterior a la reunión, fue más comedido que en ocasiones anteriores, en mi opinión, y dio más que pensar. Si bien la reacción inmediata del mercado fue la decepción, creo que era necesario que la Fed contuviese las expectativas del mercado sobre la trayectoria que seguirán los tipos en el futuro. Este primer paso parece razonable.

Con dos bajadas de los tipos en su haber este trimestre, Powell afirmó que esperaba que esta última relajación monetaria tuviese repercusiones, con los habituales intervalos largos y variables, y comentó que la Fed espera que el crecimiento siga siendo firme, que el mercado laboral permanezca fuerte y que la inflación avance poco a poco hasta alcanzar su objetivo.

La Fed declaró que seguiría supervisando la incertidumbre del mercado y el reciente debilitamiento en Europa y China. Sin embargo, la perspectiva estadounidense permanece invariable, con un fuerte consumo de los hogares y un cauteloso sector empresarial. Y si bien la Fed no puede eliminar la incertidumbre comercial, Powell mostró confianza en que las medidas adoptadas por la Fed respaldarían el consumo de bienes duraderos, el sector de la vivienda y la confianza de consumidores y empresas.

En otras palabras, la Fed comunicó que no hay motivos para asustarse, que no estamos al borde e otra recesión y que no hay razones para esperar otra relajación monetaria considerable.

De hecho, Powell parecía poco impresionado por la inversión de la curva de rendimiento: Señaló que el rendimiento del Tesoro de EE. UU. a largo plazo había caído de manera pronunciada y luego se había resarcido en gran medida en pocos días. También declaró que las fluctuaciones en la demanda mundial de bonos del Tesoro estadounidense y en la actitud del mercado desempeñan un papel clave en la inversión, y que la curva del rendimiento del Tesoro no aporta demasiada información sobre la perspectiva económica de EE. UU. Quizás no resulta sorprendente que esté de acuerdo con Powell en este punto.

La Fed está preparada para actuar de nuevo si es necesario, pero en este momento considera la situación como un ajuste de mitad de ciclo cuya función de apoyo del crecimiento se percibirá en los próximos meses y el próximo año. Parece que esto está relacionado con una división en el Comité de Mercado Abierto Federal (FOMC): dos miembros con derecho de voto manifestaron su desacuerdo, pues querían mantener los tipos de interés estables, mientras que un tercero respaldaba una reducción de 50 pb.

A principios de año, la Fed se vio acorralada por las expectativas del mercado sobre la reducción de los tipos. En la actualidad, ha conseguido liberarse de esa presión en cierto modo y aboga por esperar y ver qué repercusión tienen estas bajadas de los tipos, al tiempo que reitera que la economía estadounidense sigue siendo sólida.

El rápido retroceso del bono del Tesoro estadounidense a 10 años en los últimos días es otra señal de que los mercados se habían precipitado al esperar un ciclo de relajación prolongado. Seguimos siendo precavidos sobre el aumento de la duración de EE. UU.2  en estos niveles, en un momento en que los fundamentos muestran resiliencia.

A continuación, se exponen las últimas previsiones económicas de la Fed3 :

  • La Fed aumentó ligeramente su  previsión de crecimiento del PIB de EE. UU. para 2019 hasta un 2,2 %, frente al 2,1 % anterior, pero mantuvo estable en 2,0 % la de 2020.
  • La previsión de inflación (según los gastos en consumo personal principales) se mantuvo estable en 1,8 % para 2019 y 1,9 % para 2020.
  • La previsión de latasa de desempleo para 2019 subió ligeramente desde el 3,6 % anterior a un 3,7 %. La previsión para 2020 se mantuvo en un 3,7 %.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton directamente en su bandeja de correo, suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para acceder a novedades de inversión puntuales, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

 

Información legal importante

Los comentarios, las opiniones y los análisis presentados aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con la que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos solo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

En la preparación de este material pueden haberse utilizado datos provenientes de fuentes de terceros, y Franklin Templeton Investments («FTI») no ha verificado, validado ni auditado dichos datos de manera independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo. Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos por las filiales de FTI y/o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de los bonos generalmente varían en sentido opuesto a los tipos de interés. Por lo tanto, la cartera puede verse depreciada durante el proceso en que los bonos mantenidos en ella ajustan sus precios al aumento de los tipos de interés.

 


1. Un punto básico es una unidad de medida. Un punto básico equivale al 0,01 %.

2. La duración es una variable que mide la sensibilidad del precio de una inversión de renta fija a una variación de los tipos de interés. La duración se expresa como el número de años.

3. Fuente: Reserva Federal estadounidense. No hay garantías de que las estimaciones, previsiones o proyecciones vayan a cumplirse.