Beyond Bulls & Bears

Perspectivas de 2015 para la inversión: Caída del precio del petróleo a nivel mundial y sus consecuencias

Esta entrada también está disponible en: Inglés Holandés Francés Italiano Polaco

El desplome del precio del petróleo sigue siendo un tema destacado en 2015, lo que da lugar a grandes especulaciones acerca de las consecuencias económicas y de inversión de un posible entorno de precios más bajos del que hemos experimentado en los últimos años. Tres profesionales de Templeton Global Equity Group™, Norm Boersma, Cindy Sweeting y Heather Arnold, expresan sus puntos de vista sobre este asunto.

Arnold_casual
Heather Arnold
Cindy Sweeting
Cindy Sweeting
Norm Boersma
Norm Boersma

Norman J. Boersma, CFA
Director de Inversiones,
Templeton Global Equity Group

Cindy L. Sweeting, CFA
Directora de Gestión de Carteras
Templeton Global Equity Group

Heather Arnold, CFA
Directora de Análisis, Gestora de Carteras, Analista de Investigación
Templeton Global Equity Group

¿Qué está sucediendo?

Los mercados petroleros mundiales  han sufrido un desequilibrio debido al aumento de suministro en Norteamérica junto con la menor demanda desde Europa, China y otros mercados emergentes. La menor presión en los precios del petróleo supone un cambio para el comportamiento de Arabia Saudí y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEC, por sus siglas en inglés), ya que los saudíes ya no parecen dispuestos a ser el swing producer (“productor columpio”) ni a respaldar constantemente la estabilidad de los precios. En lugar de eso, los responsables políticos de Arabia Saudí parecen contentarse con  mantener un suministro constante del país y aceptan la volatilidad de los precios para presionar a los productores más caros para que rebajen los precios.

Desde el punto de vista de la oferta, el crecimiento de la producción de petróleo se está ralentizando, aunque sigue siendo positivo. Hasta la fecha, las empresas petroleras integradas han establecido recortes de gastos de capital aproximadamente de un 15% a un 20% para 2015, y las empresas de prospección y producción (E&P, por sus siglas en inglés) pretenden hacer recortes del 20% al 30%.[1] La producción estadounidense de esquisto (fracking) parece continuar creciendo a corto plazo. No obstante, las altas tasas de agotamiento natural (es decir, el agotamiento natural de un yacimiento de petróleo si no se estimula) y la restricción de inversiones deberían dar paso a menores expectativas de crecimiento. En el caso de que los mercados petroleros no encuentren el equilibrio por sí mismos, la OPEC  podría reducir la producción y normalizar el suministro. La próxima reunión de la OPEC está prevista para junio de 2015, aunque podría adelantarse si las circunstancias lo requieren.

Desde el punto de vista de la demanda, prevemos un continuo crecimiento de países no pertenecientes a la OCDE, impulsado sobre todo por el aumento del uso del combustible para transporte en China e India. La bajada de los precios del petróleo también proporciona un impulso a corto plazo a la demanda global, particularmente de Estados Unidos, lo que podría contribuir a equilibrar el mercado. A largo plazo, el aumento de las normas de eficiencia de combustible y otras iniciativas de conservación/sustitución deberían servir para debilitar la demanda del petróleo en cierta medida, aunque el descenso de los precios de la energía convencional podría frenar el ritmo de la erosión de la demanda. Por último, la presencia de operadores financieros en el mercado petrolero ha aumentado en los últimos años y continuará contribuyendo a la volatilidad de los precios a corto plazo en el futuro.

¿Qué podría suceder?

Hay una serie de acontecimientos relacionados con el suministro que podría afectar a los niveles de producción en los mercados petroleros globales. Las conversaciones sobre energía nuclear entre Irán y EE. UU. podrían dar lugar a un levantamiento de las sanciones,  liberando un gran número de suministros de petróleo iraní al mercado global. Irak ha declarado su intención de aumentar de forma significativa su producción diaria de petróleo, aunque puede que el objetivo sea difícil de alcanzar a no ser que disminuyan los conflictos en la región. En Estados Unidos, la producción de esquisto (fracking) seguirá siendo elevada, aunque los costes de producción desciendan en consonancia con la caída de los precios de la energía. En otros lugares, podemos ver que hay países que comienzan a desarrollar sus propios programas de esquisto (fracking), aunque con los precios actuales, no parece que vayan a tener mucho futuro, dada la desfavorable situación económica.

Por último, no podemos descartar algunos acontecimientos imprevistos, como conflictos militares, ataques terroristas o incluso un cambio brusco en la estrategia de la OPEC, cualquiera de los cuales podría afectar gravemente a los mercados petroleros globales.

¿Qué impacto tiene la inversión?

De acuerdo con el enfoque conservador de Templeton basado en fundamentales y en respuesta a toda la información disponible, suponemos que la OPEC mantendrá la cuota de mercado y los objetivos de producción a los niveles actuales. Creemos que las fuerzas del mercado reducirán el crecimiento de los suministros y la demanda se irá recuperando poco a poco, dando lugar a un equilibrio en los mercados petroleros a medio plazo.  La obstinación de la OPEC muestra que la mayoría de sus suministros surgirán de los activos en esquisto norteamericanos. En el momento en que los mercados financieros se han dado cuenta de esto, se ha producido un impacto negativo en las empresas estadounidenses de servicios petroleros, aunque hay que recordar que ese suministro es muy flexible en esta parte del mercado.

A pesar de que el número de plataformas petrolíferas norteamericanas puede descender con rapidez, se puede recuperar con la misma velocidad. No pretendemos prever los precios de las materias primas con exactitud, sino analizar nuestras participaciones en energía utilizando una gama de hipótesis sobre el precio del petróleo para ayudar a construir un margen de seguridad en condiciones “normales”. No obstante, según los datos históricos y los informes de nuestros analistas de la situación económica actual, esperamos que el precio del petróleo vuelva a un nivel que fomente la inversión continua. Creemos que existen condiciones favorables a largo plazo para algunas empresas de E&P y petroleras integradas.

Nuestros analistas afirman que el sector energético es uno de los más baratos del mundo, según diversos indicadores, y un gran número de nuestras  posiciones han cotizado cerca de valoraciones históricas mínimas. Aunque   esperamos  que continúe la volatilidad a corto plazo dada la escasez de confianza, confiamos en que el entorno actual ofrezca una oportunidad excepcional de comprar lo que consideramos son oportunidades de ingresos y crecimiento  a largo plazo a niveles muy bajos. Como dijo una vez Sir John Templeton: “Comprar cuando otros están vendiendo desanimados y vender cuando otros están comprando con entusiasmo requiere la mayor de las fortalezas, aunque  ofrece la mayor de las recompensas”.

Los comentarios, las opiniones y los análisis constituyen la opinión personal del administrador de inversiones, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. No constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada aquí es válida a la fecha de esta publicación, puede cambiar sin previo aviso y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con ningún país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte a su asesor profesional para obtener información adicional acerca de la disponibilidad de productos y servicios en su jurisdicción.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportuna, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican un riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. Las inversiones en el sector energético conllevan riegos especiales, que incluyen la susceptibilidad a los acontecimientos económicos y normativos adversos que afectan al sector. Las inversiones en acciones extranjeras implican la exposición a la volatilidad de las divisas y la incertidumbre política y económica.

Las inversiones en mercados emergentes, cuyos mercados fronterizos son un subconjunto, conllevan mayores riesgos relacionados con los mismos factores, además de los riesgos asociados con el tamaño menor de dichos mercados, su menor nivel de liquidez y su falta de marcos legales, políticos, empresariales y sociales establecidos con el fin de respaldar los mercados de valores. Como estos marcos suelen estar menos desarrollados en los mercados fronterizos, así como numerosos factores, incluidos el mayor potencial de volatilidad extrema de precios, la falta de liquidez, las barreras comerciales y los controles de cambio, los riesgos asociados con los mercados emergentes se multiplican en los mercados fronterizos.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas registradas del CFA Institute.



[1] Fuente: Basado en el análisis actual de Templeton Global Equity Group de los presupuestos de 2015 para empresas petroleras y de E&P en nuestro universo de cobertura.