Beyond Bulls & Bears

Valorando las probabilidades de Grecia de honrar sus compromisos y la “Grexit”

Esta entrada también está disponible en: Inglés Holandés Francés Italiano Alemán Polaco

La victoria del partido Syriza en Grecia eliminó la incertidumbre del mercado, pero creó muchas otras. Tres profesionales de Templeton Global Equity Group™, Norm Boersma, Cindy Sweeting y Heather Arnold, ofrecen sus primeras reflexiones en torno a si el nuevo gobierno podrá alcanzar un compromiso con los acreedores y seguir formando parte de la zona euro.

Heather Arnold
Heather Arnold
Cindy Sweeting
Cindy Sweeting
Norm Boersma
Norm Boersma

Norman J. Boersma, CFA
Director de Inversiones
Templeton Global Equity Group

Cindy L. Sweeting, CFA
Directora de Gestión de Carteras
Templeton Global Equity Group

Heather Arnold, CFA
Directora de Análisis, Gestora de Carteras, Analista
Templeton Global Equity Group

¿Qué sucedió?

En un contexto de creciente insatisfacción con los términos del rescate de Grecia [impuesto por la “troika” de prestamistas formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional], el parlamento nacional no logró elegir con firmeza un presidente en diciembre de 2014, lo que derivó en la disolución del parlamento y el llamado a elecciones para el 25 de enero de 2015.

Como era de esperar, el partido de izquierdas anti austeridad, Syriza, atrajo la mayoría de los votos en las recientes elecciones, si bien la magnitud de su mayoría relativa superó las expectativas del mercado. Muy poco después, Syriza anunció una coalición con el partido independiente de extrema derecha y también contrario a las medidas de austeridad, un evento decepcionante dada la preferencia del mercado por un socio de coalición centrista capaz de templar las demandas más estridentes de Syriza.

El escenario actual plantea dos preguntas clave para los inversores en renta variable global.

En primer lugar, ¿puede una coalición que ha renegado de los términos del rescate de la troika y prometido a su electorado lo que probablemente sean programas sociales imposibles de costear, asumir un compromiso con sus acreedores que mantenga la ayuda y permita a Grecia permanecer en la Unión Monetaria Europea?

Y en segundo lugar, de no ser así, ¿cuáles podrían ser las consecuencias de una salida de Grecia (“Grexit”) para los mercados financieros europeos y la renta variable global en general?

¿Qué podría suceder?

En términos generales, el resultado de las elecciones fue peor de lo esperado, y el gobierno actual ahora dispone de un mandato para  asumir una posición más dura con sus acreedores de la troika. No obstante, Syriza, insiste en que no quiere que Grecia abandone la zona euro, y según los sondeos, la mayoría de la población griega está de acuerdo.

Si bien no sabemos cómo evolucionará la situación, observamos intereses alineados en encontrar una solución. Como parte de un compromiso imaginable, la troika podría ofrecer una modesta reestructuración de deuda y una reducción de la austeridad, mientras que el nuevo gobierno de Grecia podría atenuar las demandas de recortes de deuda y agresivos aumentos en el gasto público.

En los próximos días, podríamos ver a la troika extender el plazo para la prevista revisión de su programa de rescate a Grecia, si bien nos resultaría sorprendente que los acreedores de Grecia ofrecieran dinero fresco antes de que el nuevo gobierno establezca claramente sus intenciones frente a las obligaciones de deuda existentes del país. Las posiciones de negociación relativa parecen favorecer a la troika, en nuestra opinión. Se prevé que las necesidades de financiación de Grecia en 2015-2016 serán significativas y sus bancos dependen del BCE para obtener acuerdos de financiación favorables. Dado que las salidas de capital se aceleran y la creciente incertidumbre económica ejerce presión sobre la recaudación tributaria, el gobierno griego probablemente no logre refinanciar la deuda o solventar los programas sociales prometidos sin el apoyo de la troika.

Si bien creemos que hay mayores probabilidades de alcanzar un compromiso, también sabemos que la historia está repleta de resultados inesperados. Syriza es verdaderamente un partido de izquierda, ningún partido comparable ha gobernado un país europeo importante en muchos años, y existe la posibilidad de que su nuevo liderazgo envalentonado insista en demandas (bajo la amenaza de no pagar la deuda) que son lisa y llanamente inaceptables para el liderazgo de la troika y el electorado alemán en general.

¿Qué significa esto para las carteras Templeton?

A 31 de diciembre de 2014, solo una de nuestras estrategias de cartera mantenía una pequeña porción de sus activos con exposición directa a Grecia. Si bien nuestras inversiones más amplias en la zona euro podrían verse potencialmente afectadas si la inestabilidad griega crea un efecto de contagio en otras economías y mercados regionales, creemos que los muros de contención fortalecidos del bloque hacen que este resultado sea menos probable.

En nuestra opinión, la creación del Mecanismo de Estabilidad Europea (MEE)[1] y la alianza bancaria regional, junto con la implementación de herramientas políticas como las Transacciones Monetarias Directas[2] y compras de bonos soberanos a través de una flexibilización cuantitativa, deberían tornar a Europa mucho más resistente al contagio de lo que era durante las fases iniciales de la crisis de deuda soberana regional.

Grecia representa menos del 2% del producto interior bruto de la zona euro[3] y los activos griegos en su mayoría han sido dados de baja de los balances de bancos de la zona euro, lo que sugiere además que cualquier daño potencial a la región en general se vería restringido. El mercado pareció reconocer esto el lunes siguiente a las elecciones, en respuesta a las noticias decepcionantes de la votación con ecuanimidad. Por consiguiente, salvo por impactos a corto plazo sobre la confianza del mercado, no prevemos sufrir un efecto significativamente negativo o duradero durante nuestro horizonte de inversión a raíz de los acontecimientos actuales en Grecia.

Los comentarios, las opiniones y los análisis constituyen la opinión personal de los gestores de inversiones, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. No constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada aquí es válida a la fecha de esta publicación, puede cambiar sin previo aviso y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con ningún país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte a su asesor profesional para obtener información adicional acerca de la disponibilidad de productos y servicios en su jurisdicción.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportuna, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican un riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. Los riesgos especiales están relacionados con la inversión extranjera, incluidas las fluctuaciones de divisa, la inestabilidad económica y los desarrollos políticos; las inversiones en mercados emergentes suponen mayores riesgos relacionados con los mismos factores.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas comerciales propiedad del CFA Institute.



[1] Las Transacciones Monetarias Directas son un programa de compra de bonos anunciado en septiembre de 2012 mediante el cual el BCE ofrecería comprar bonos a corto plazo de países de la zona euro en el mercado secundario para reducir las tasas de interés que afrontan países sujetos a la especulación de que podrían abandonar el euro.

[2] Establecido en febrero de 2012, el Mecanismo de Estabilidad Europea es el mecanismo de resolución de crisis permanente para los países de la zona euro. El MEE emite instrumentos de deuda con el objeto de financiar préstamos y otras formas de asistencia financiera a estados miembros de la zona euro.

[3] Fuente: Eurostat. Basado en datos del producto interior bruto estimados para el T3 de 2014 a precios actuales. Datos a 22 de enero de 2015.