Beyond Bulls & Bears

Última información: Reunión del FOMC del mes de marzo y movimientos de los tipos de interés

Esta entrada también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Polaco

Última información: Los profesionales de Franklin Templeton Investments ofrecen una actualización breve pero exhaustiva sobre el urgente asunto de las inversiones.

Christopher Molumphy, del Franklin Templeton Fixed Income Group, ofrece su análisis sobre la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) celebrada los días 17 y 18 de marzo. En su análisis, observa hacia dónde se dirigen los tipos de interés estadounidenses y expresa los motivos por los cuales cree que el rendimiento de los títulos del Tesoro estadounidense a 10 años podría verse reducido durante más tiempo del necesario.

Christopher Molumphy
Christopher Molumphy

Chris Molumphy, CFA, es director de inversiones del Franklin Templeton Fixed Income Group®.

¿Cuáles fueron los temas clave de la reunión de la Reserva Federal (Fed) del mes de marzo?

En la declaración más reciente de la Fed, los responsables políticos informaron sobre la ligera disminución de la actividad económica, pero el gran alboroto del mercado fue el hecho de que la Fed había eliminado la palabra “paciente” de su vocabulario sobre el enfoque de los futuros aumentos de los tipos de interés. La Fed afirmó que “de acuerdo con su declaración anterior, el Comité cree que un aumento en el rango objetivo para el tipo de los fondos federales[1] sigue pareciendo algo poco probable en la reunión del FOMC del mes de abril”. Esto significa que la de junio podría ser la primera reunión en la que la Fed comience a aumentar los tipos de interés. Anteriormente, la Presidenta de la Fed Janet Yellen ha afirmado que se daría un aviso dos reuniones antes de aplicar un aumento de los tipos, por lo que parece que junio es la primera posibilidad de que esto ocurra. No obstante, esto no significa que los aumentos de los tipos ocurran entonces. La Fed también afirmó que estará observando los datos, por lo que a nosotros nos parece más probable que el primer aumento de los tipos tenga lugar en el mes de septiembre.

¿Hubo cambios significativos en las previsiones económicas de la Fed?

Con respecto al crecimiento económico estadounidense, la Fed redujo ligeramente sus expectativas de crecimiento en la reunión de marzo, a un rango de 2,3%–2,7% en el año actual frente a la previsión previa de 2,6%–3% en diciembre de 2014. Así pues, el punto medio de su rango de previsión cambió del 2,8% al 2,5% para el año actual. La Fed mencionó la disminución de las exportaciones debido a un dólar más fuerte como el factor principal para la menor proyección de crecimiento. También tenemos en cuenta que un clima invernal severo en la región noreste de Estados Unidos y el cierre de puertos debido a las huelgas en la costa oeste podrían ser factores que contribuyen a la desaceleración del crecimiento en el primer trimestre de 2015.

Las expectativas de inflación de la Fed también disminuyeron, en comparación con tres meses atrás, lo que no sorprende si se tiene en cuenta la caída de los precios del petróleo. Lo que creemos que es digno de mención es que la Fed espera una inflación subyacente (sin incluir la energía) en un rango de 1,3%-1,4% en 2015 y de 1,5%-1,9% en 2016, ambos más bajos que sus previsiones de diciembre de 2014. Actualmente, la Fed cree que la inflación permanecerá contenida hasta 2017, aunque nosotros no necesariamente coincidimos con esta opinión.

Asimismo, la Fed afirmó que Estados Unidos debería ver lo que se considera el “pleno empleo” este año, y pronosticó que la tasa de desempleo llegaría a un rango de 5%-5,2% a finales de 2015.

¿Cómo es que las acciones y los bonos se recuperaron a pesar de que la Fed parecía sentar las bases para un aumento de los tipos?

Creo que el tema principal de la reunión del mes de marzo de la Fed, desde las perspectivas de los mercados, es que las declaraciones de la Fed se interpretaron en el sentido de que habría un ritmo muy lento de aumentos de los tipos de interés cuando se produjeran. Yellen apuntó que, aunque la palabra “paciente” no conste en el vocabulario de la Fed, esto no significa que sean “impacientes” en relación con los aumentos de los tipos. Es probable que la Fed sea acomodaticia, y que sus acciones dependan de los datos. Como se ha señalado, nuestra opinión es que es probable que la Fed empiece a subir los tipos este año, y nuestra mejor conjetura es que comenzará en septiembre. El descenso del desempleo y unos niveles de pleno empleo inminentes nos hacen pensar que es poco probable que los tipos de los fondos de la Fed se queden a cero. En nuestra opinión, lo más importante es lo conservadora que la Fed va a ser en sus acciones. Mirando hacia atrás en 2004, la última vez que la Fed se encontró en un ciclo de ajuste, subió los tipos de interés en 25 puntos básicos (0,25%) en todas las reuniones posteriores durante un periodo de dos años. Creo que la Fed no va a hacer nada parecido en este ciclo.

¿Cuál es su opinión sobre la fortaleza del dólar y su impacto en la economía?

Mi primera reflexión es que el dólar está, claramente, teniendo cierto impacto en el crecimiento económico estadounidense, pero este es relativamente pequeño. El impacto del fuerte dólar ha captado mucha atención, pero, en nuestra opinión, se trata de un factor más para los ingresos corporativos entre multinacionales que para el producto interior bruto (PIB) estadounidense general. Los Estados Unidos están, en gran medida, impulsados a nivel nacional; dos tercios del PIB están impulsados por el consumidor, por lo que la salud de los consumidores y el mercado laboral son componentes importantes cuando nos fijamos en el crecimiento de la economía general. La fortaleza del dólar tiene un impacto, pero solamente en el margen.

¿Cómo es que no vemos una inflación de los salarios si ya casi nos encontramos cerca del pleno empleo?

El pleno empleo no es una tasa de desempleo del 0%. Siempre habrá algunas personas que buscarán cambiar de trabajo, lo que comúnmente se conoce como desempleo friccional. Actualmente, los Estados Unidos se encuentran cerca del pleno empleo, pero todavía no hemos visto consolidarse la inflación de los salarios. Un motivo es que la tasa de participación laboral, o el porcentaje de personas que tienen trabajo o que están buscando empleo, se encuentra a niveles muy bajos, que normalmente veríamos después de una recesión. Creemos que esto se podría explicar, en parte, debido a las legiones de personas nacidas en el baby boom que decidan retirarse. Sea cual sea el motivo, no vemos que la tasa de participación se mueva mucho más por debajo a corto plazo, lo que mantendría una inflación de los salarios moderada.

Así pues, ¿cuándo es probable que los rendimientos de los títulos del Tesoro empiecen a crecer?

Creemos que probablemente los tipos a corto plazo empezarán a aumentar este año, pero la clave es que el aumento va a ser gradual. Los tipos a largo plazo son un poco más complicados. Nuestra opinión es que el rendimiento de los títulos del Tesoro a 10 años debería ser superior, dadas las condiciones económicas actuales. Es probable que aumente conforme avance el año, pero hay una serie de razones por las cuales, durante un tiempo, los tipos a largo plazo podrían permanecer por debajo del nivel que deberían. Los bajos precios del petróleo están conteniendo la perspectiva de inflación actual, aunque podríamos ver que la influencia se disipa en el tiempo. El crecimiento económico no avanza fácilmente; en nuestra opinión, no es suficiente para desencadenar una mayor inflación o unos tipos de interés superiores a corto plazo. El aumento significativo del dólar estadounidense también crea una presión a la baja sobre los precios de importación, lo que suprime aún más la inflación.

Estamos analizando la posibilidad de que la Fed refuerce los tipos, pero también es importante recordar que la liquidez global persiste. Japón sigue comprometido con un enorme programa de flexibilización cuantitativa (QE) y el Banco Central Europeo (BCE) se encuentra únicamente a un par de semanas de tener su propio programa de QE, que tiene un valor de alrededor de 1 billón de euros. Creemos que la flexibilización del banco central fuera de los Estados Unidos continuará eliminando los tipos de interés mundiales. No vemos este cambio durante el próximo año. Cuando nos fijamos en un rendimiento de los títulos del Tesoro estadounidense a 10 años inferior al 2%, creemos que debe ser superior. Pero cuando tenemos el rendimiento de los bonos gubernamentales japoneses a 10 años cerca del 0,3%, el rendimiento de los bonos alemanes cerca del 0,17% y el rendimiento de los bonos gubernamentales suizos tendiendo a negativo[2], la conclusión es que, en definitiva, probablemente los tipos estadounidenses acabarán aumentando, pero creemos que podrían permanecer relativamente bajos durante un periodo de tiempo prolongado, dado el entorno en el que nos encontramos.

¿Cuáles son las consecuencias para las inversiones?

En nuestra opinión, la diversificación[3] en inversiones de renta fija tiene mucho sentido en este mercado, y esto incluye la exposición global. Vemos oportunidades selectivas en el crédito mundial y un contexto económico favorable en los Estados Unidos para el crédito corporativo en general, lo que creemos que podría ser constructivo para el grado de inversión (investment grade), así como el alto rendimiento (high yield) (empresas) en general. También damos prioridad a los préstamos bancarios (préstamos apalancados), así como a los bonos municipales en un entorno sólido de crecimiento.

Los comentarios, las opiniones y los análisis aquí vertidos constituyen la opinión personal del gestor de inversiones, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. No constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada aquí es válida a la fecha de esta publicación, puede cambiar sin previo aviso y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con ningún país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte a su asesor profesional para obtener información adicional acerca de la disponibilidad de productos y servicios en su jurisdicción.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Subscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportuna, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican un riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. Los precios de las acciones fluctúan, a veces de forma rápida y dramática, debido a factores que afectan a compañías individuales, industrias o sectores particulares, o a condiciones del mercado en general. Los riesgos especiales están relacionados con la inversión extranjera, incluyendo las fluctuaciones de moneda, la inestabilidad económica y los desarrollos políticos. Las inversiones en el sector de recursos naturales conllevan riegos especiales, que incluyen la susceptibilidad a los acontecimientos económicos y normativos adversos que afectan al sector.

Exención de responsabilidad de los hipervínculos

Los vínculos pueden llevarle a sitios/materiales de terceros con información y servicios que no hemos revisado ni promocionado. Le recomendamos que revise la privacidad, la seguridad, los términos de uso y otras políticas de todos los sitios que visite, ya que nosotros no tenemos ningún control y no asumimos ninguna responsabilidad con respecto a ellos.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas comerciales propiedad del CFA Institute.



[1] El tipo de los fondos federales es la tasa interbancaria a la que una institución depositaria presta fondos mantenidos en la Reserva Federal a otra institución depositaria.

[2] Fuente: Bloomberg, a marzo de 2015.

[3] La diversificación no garantiza beneficios ni protege frente al riesgo de pérdida.