Beyond Bulls & Bears

El drama griego no cesa

Esta entrada también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Polaco

Los problemas de deuda de Grecia vuelven a ser el centro de atención a medida que se aproximan los plazos de pago y las negociaciones con los acreedores continúan. El país escaso de dinero y Syriza, el partido radical de izquierdas al frente del gobierno, vuelven a aparecer en los titulares y en las preocupaciones de los inversores, ya que abundan las previsiones de que Grecia podría abandonar la zona Euro. David Zahn, director de Renta Fija Europea de Franklin Templeton Fixed Income Group®, ofrece su perspectiva acerca de la dramática saga de la deuda de Grecia, así como el disciplinado comienzo del programa de flexibilización cuantitativa del Banco Central Europeo.

David Zahn
David Zahn

David Zahn, CFA, FRM
Director de Renta Fija Europea
Vicepresidente Senior
Franklin Templeton Fixed Income Group

Con el drama sobre la deuda griega en desarrollo, algunos analistas predicen que el país podría incumplir la deuda de 315.000 millones de Euros, abandonar la zona euro o ambas cosas. En mi opinión, el abandono de Grecia de la moneda única probablemente sería una tragedia más emocional que económica para la región. Opino que Grecia es un gran problema para sí misma y su salida de la zona Euro perjudicaría a su propia economía en gran medida.

No obstante, considero que hay lugar para el compromiso entre Grecia y sus acreedores, puesto que el Ministro de Economía griego, Manis Varoufakis, afirmó que su país cumpliría con todas sus obligaciones financieras. El Ministro de Economía griego mantuvo esa promesa el 9 de abril, cuando realizó un pago de 460 millones de Euros al Fondo Monetario Internacional (FMI). El gobierno griego tuvo que cumplir con el plazo para poder seguir negociando con el FMI y los ministros de economía de la zona Euro para obtener otro paquete de rescate que mantenga el país a flote, al menos, por el momento. Mientras el gobierno griego busca más fondos y préstamos, los representantes del FMI y la zona Euro están presionando para recortar gastos y aumentar impuestos. El gobierno griego espera alcanzar un acuerdo en la reunión del 24 de abril con los ministros de economía de la zona Euro. Si los representantes de Syriza, el partido gobernante, asistieran y negociasen, opino que sus acreedores se alegrarían de dialogar en términos razonables, aunque no creo que vayan a dejar a los griegos anular la deuda.

Si Grecia incumple el pago y/o abandona la zona Euro, dudo que tenga un efecto a largo plazo en los mercados de deuda de la zona Euro, aunque es de esperar que experimentemos cierta volatilidad a corto plazo conforme se vayan desarrollando los acontecimientos. Al contrario que hace unos años, la mayor parte de la deuda griega de 315.000 millones de Euros es propiedad de organismos públicos, por lo que prevemos que cualquier repercusión afectaría sobre todo a las instituciones públicas, como el FMI y el Banco Central Europeo (BCE).

¿Más apoyo?

Aunque considero que la salida potencial de Grecia de la zona Euro no tendría efectos a largo plazo en los demás países de la región, su influencia política ha crecido desde la victoria en las elecciones de Syriza a principios de año.

Syriza es el primer partido extremista de Europa desde hace muchos años que afirma que quiere cambiar por completo lo que ha hecho el gobierno anterior. En el caso de Syriza, por ejemplo, durante su campaña prometió acabar con los programas de austeridad de la administración anterior. Mientras Syriza se inclina muy a la izquierda, a corto plazo su victoria ha supuesto un impulso para los partidos extremistas de ambos extremos del espectro político en países como Francia y España.

No obstante, desde su ascenso al poder, Syriza no ha podido cumplir todo lo que ha prometido, como añadir miles de puestos de trabajo a la economía y anular la mayor parte de la deuda. En lugar de ello, ha tenido que retroceder y seguir con las medidas del gobierno anterior. A su vez, observamos que el apoyo a algunos partidos extremistas ha caído por toda la región últimamente. En Francia, por ejemplo, la posición en contra del Euro de Marine Le Pen, el partido del Frente Nacional de ultraderecha, obtuvo un respetable 26 % de los votos en las elecciones locales del mes pasado, pero no emergió como el partido en cabeza, tal como se había previsto. Por su parte, en España, Podemos, el partido que se declara en contra de la austeridad, ha sufrido retrocesos en las encuestas tras varios meses de aumento de apoyo.

Si el partido Syriza puede hacer lo que ha prometido, creo que los partidos extremistas ganarán mucha popularidad en Europa. No obstante, si los representantes de Syriza acaban incumpliendo sus promesas y no consiguen hacer tanto como afirmaron, lo más probable es que veamos una caída continua en las encuestas de algunos partidos extremistas por toda la zona Euro.

Estreno de la QE

En contraste con el dramatismo griego, el muy esperado programa de flexibilización cuantitativa (QE) del BCE de 1,1 billones de Euros comenzó tranquilamente el pasado mes. El BCE anunció que gastará antes de lo previsto su objetivo mensual de 60.000 millones de Euros. En mi opinión, es importante que el BCE gaste exactamente 60.000 millones de Euros durante, al menos, los primeros meses, ya que necesita asegurarse el éxito de su programa de QE. Además, por suerte, no parece que haya escasez de bonos, tal como se temía cuando algunos titulares de valores de deuda pública afirmaron que no iban a venderlos. El BCE ha podido comprar bonos sin reparos para llevar a cabo su programa de QE y no están creando ninguna distorsión importante en el mercado, por el momento. Desde mi punto de vista, en general, el programa de QE del BCE – con un solo mes de vida – está yendo por el buen camino.

Dicho esto, la QE sólo es una parte de la trayectoria de la recuperación de la zona Euro. Creo necesaria una reforma constante a nivel de gobierno, así como una reforma estructural de los mercados laborales. Opino que los países de la zona Euro también deberían aumentar sus controles para liberar más sus economías, lo que fomentaría el crecimiento, ya que Europa no tiene un gran potencial de crecimiento actualmente. Europa crece muy lentamente, aunque de forma ligeramente más positiva que durante el último trimestre del año pasado. Estimo que la QE dará un respiro a las economías, lo que podría contribuir a allanar el camino para hacer reformas, aunque hará falta tiempo.

Los comentarios, las opiniones y los análisis constituyen la opinión personal del gestor de inversiones, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. No constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada en el presente material es válida a la fecha de su publicación y puede variar sin previo aviso, y no pretende ser un análisis completo de todo hecho material en relación con ningún país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte a su asesor profesional para obtener información adicional acerca de la disponibilidad de productos y servicios en su jurisdicción.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportuna, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas comerciales propiedad del CFA Institute.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. Los precios de los bonos normalmente se mueven en dirección opuesta a los tipos de interés. Conforme los precios de los bonos de una cartera de inversión se ajustan a un aumento en los tipos de interés, el valor de la cartera podría disminuir. Los riesgos especiales están relacionados con la inversión extranjera, incluyendo las fluctuaciones de los tipos de cambio, la inestabilidad económica y los desarrollos políticos. Las inversiones en mercados en desarrollo conllevan mayores riesgos relacionados con los mismos factores, además de los riesgos asociados con el tamaño menor de estos mercados, su menor nivel de liquidez y su falta de marcos legales, políticos, empresariales y sociales establecidos con el fin de respaldar los mercados de valores. La cotización de las divisas puede fluctuar de forma significativa en períodos cortos de tiempo y puede reducir las ganancias.