Beyond Bulls & Bears

El envejecimiento de la población en todo el mundo aumenta la necesidad de planes de jubilación

Esta entrada también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Polaco

Michael Doshier
Vicepresidente, Retirement Marketing, Franklin Templeton Investments

El aumento de las tasas de longevidad en todo el mundo es algo que ciertamente debemos celebrar. La esperanza de vida media global alcanzó los 71,5 años en 2013 (desde los 65,3 años de 1990) debido a diversos factores, como la mejora en el sector sanitario y un descenso en la mortalidad infantil por enfermedad en los países en vías de desarrollo.[1] Pero en muchas partes del mundo el envejecimiento de la población se ha convertido en un problema económico y político, ya que un menor número de la población activa debe mantener a un mayor número de dependientes. Los países con poblaciones más maduras suelen precisar más servicios sociales, incluidos los servicios sanitarios, que no solo tienen un impacto sobre los presupuestos gubernamentales, sino también sobre los presupuestos de muchas personas que no disponen de redes de seguridad financiera ni de ahorros suficientes.

Por lo tanto, existen dos lecturas: Nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar para la jubilación y la jubilación puede significar mucho más que agotar los ahorros. Significa que generar ingresos para el futuro puede ser primordial una vez acabada la vida profesional.

0415_RISE_LongevityRates_spaJapón no es el único país que está envejeciendo

El “envejecimiento de Japón” y sus efectos sobre el país se han documentado sobradamente y se ha demostrado que contribuye a la elevada deuda del gobierno japonés y a años de lento crecimiento económico. Las personas mayores (a partir de los 65 años) representan un cuarto de la población y se prevé que lleguen a representar prácticamente el 40% de la población en 2050.[2] Aunque la población de Japón sea la más envejecida de algunos de los países desarrollados, se están observando tendencias similares en otras partes del mundo. Las siguientes pirámides demográficas muestran que los mayores grupos de edad en Japón, de igual modo que en el Reino Unido, los integran personas de mediana edad o mayores. Las pirámides demográficas de otros países del mundo desarrollado (incluidos Estados Unidos y Canadá) muestran dinámicas similares, es decir, muchas sociedades están experimentando tasas de dependencia por encima del 50%. Esto significa que un número menor de personas en edad de trabajar está manteniendo a aquellas que no trabajan.

Slide0Envejecimiento de la población en todo el mundo: Norteamérica 

Si nos centramos en Norteamérica, legiones de personas de la generación del “baby boom” posterior a la Segunda Guerra Mundial se han ido jubilando estos últimos años. Esta generación representa cerca de un tercio de la población de Canadá y Estados Unidos.

¿Todas estas personas (y las generaciones que les siguen) están preparadas para, además de dejar de trabajar, cambiar su modo de vida?

Según las encuestas de Franklin Templeton, Retirement Income Strategies and Expectations (Estrategias y expectativas de ingresos durante la jubilación, RISE por sus siglas en inglés), realizadas a personas en Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, la respuesta mayoritaria suele ser “no lo sé”. En Estados Unidos, el 48% de las personas que dispone de un plan de pensiones en el trabajo no supo indicar con certeza qué porcentaje de sus ingresos actuales se sustituiría por su plan de pensiones en el trabajo (55% para las personas entre 45 y 54 años).[3]

Además, nuestra encuesta en Estados Unidos también detectó que un tercio (33%) de los encuestados dijo que no había ahorrado nada para la jubilación.[4] Es posible que muchas de estas personas confíen en la Seguridad Social, pero para muchos la Seguridad Social no será suficiente para cubrir todos los gastos, y mucho menos para pagarse los pasatiempos, viajar o cualquier otra cosa que dijeran que les gustaría hacer al jubilarse.

Mientras tanto, en Canadá, donde los pensionistas pueden recibir una pensión del gobierno a través del Old Age Security Pension (OAS, Seguro de vejez) y del Canada Pension Plan (CPP, Plan de pensiones de Canadá), el 82% de los encuestados de la RISE canadiense de todas las edades se mostró preocupado por no poder asumir sus gastos durante la jubilación. Además, el 49% de los que esperan beneficiarse del OAS y del CPP no sabe con certeza qué porcentaje de sus ingresos actuales equivaldrá a cada tipo de pensión.[5]

La solución para muchas personas que no han ahorrado suficiente, o cuando las redes de seguridad financiera gubernamentales no son suficientes para jubilarse cómodamente, es continuar trabajando. La encuesta RISE develó que el 60% de los canadienses y el 61% de los estadounidenses dijo que “se jubilaría más tarde (seguiría trabajando)” si no pudiera jubilarse en la fecha prevista por motivos económicos. Sin embargo, los problemas de salud o la dificultad de encontrar un trabajo pueden convertir estas opciones en poco realistas para algunas personas. Nuestra encuesta RISE reveló que, en ambos países, más del 20% de las personas jubiladas en la actualidad tuvieron que jubilarse por motivos fuera de su control.

“Muchos americanos se ven forzados a jubilarse antes de lo previsto y muchos subestiman el posible efecto de los cambios en los gastos de jubilación. Consideramos que nunca es demasiado pronto para empezar a pensar en ahorrar para la jubilación y, para aquellos ya jubilados, nunca es tarde para pensar cómo sacarle más partido a los activos para que les generen mayores ingresos”, dice Ed Perks, director de inversiones del Franklin Equity Group®.

Envejecimiento de la población en todo el mundo: Europa

En la Unión Europea (UE), las poblaciones también están envejeciendo y tanto las personas como los gobiernos están luchando contra la presión fiscal, que podría intensificarse en los próximos años. En 2013, en la Unión Europea había cuatro personas en edad de trabajar (de 15 a 64 años) por cada persona mayor de 65 años que no trabajaba. Sin embargo, la Oficina Estadística de la Unión Europea pronostica que, en 2060, esta relación se reducirá a 2:1.[6] Se prevé que las personas de 65 años o más representen el 28% de la población, desde el 18% en 2013, mientras que el número de personas mayores de 80 años crecerá del 5 al 12%.[7]

Aunque en muchos países existen distintos niveles y tipos de asistencia social y financiera para las personas que ya no trabajan, para muchos las redes de seguridad gubernamentales ya no son suficientes. La presión sobres los presupuestos gubernamentales de los países donde la población está envejeciendo rápidamente ha provocado cambios en algunos esquemas de pensiones financiadas por el Estado. Esto se ha traducido en que aquellas personas que nunca le dieron mucha importancia a ahorrar o invertir para la jubilación, ahora sí se la dan.

En general, las poblaciones de la UE están envejeciendo y los modelos de fertilidad y migración están generando cambios demográficos. Se prevé que en el año 2060 Alemania deje paso al Reino Unido como país más poblado de la Unión Europea,[8] lo que convertirá la financiación de las jubilaciones en un problema político y personal en aumento. Según nuestra encuesta RISE de individuos del Reino Unido, el 70% de los encuestados no tenía la sensación de que estuviera ahorrando lo suficiente para la jubilación.[9] Mientras tanto, al menos un tercio (31%) de las personas con edades entre 55 y 64 años del Reino Unido dijo que todavía no había empezado a ahorrar.

Si comparamos con Estados Unidos y Canadá, cuando se preguntó a los encuestados del Reino Unido lo que harían si no pudieran jubilarse en la fecha prevista por motivos económicos, la respuesta del 58% de los encuestados fue que “se jubilaría más tarde (seguiría trabajando)”.

Ian Wilkins, director Franklin Templeton Investments en el Reino Unido, comentó:Dado que la esperanza de vida media está creciendo, vale la pena que los inversores revisen las nuevas opciones disponibles gracias a las reformas de libertad y elección para garantizar que su dinero está trabajando y les acompañará a lo largo de su vida. Recomendamos a los ahorradores que consideren estrategias de inversión distintas para reducir la volatilidad con el fin de obtener una fuente de ingresos y crecimiento durante su jubilación.”

Mayor ansiedad

Con tal cantidad de personas sin ganas o sin poder continuar trabajando, e incluso sabiendo que es probable que sus ahorros no sean suficientes, no es de extrañar que crezca la ansiedad acerca de la jubilación. En Estados Unidos, el 90% de los prejubilados encuestados expresaron su preocupación acerca de poder asumir todos sus gastos una vez finalizada su vida laboral, y al 53% de dichos prejubilados le preocupaba agotar sus activos o hacer grandes sacrificios para seguir con su estilo de vida en la jubilación. Por lo general, pensar en los ahorros para la jubilación y las inversiones provoca estrés y ansiedad al 67% de los encuestados en Estados Unidos, en comparación con el 60% de los encuestados en el Reino Unido y con el 68% de Canadá.

Muchas personas en todo el mundo sienten ansiedad no solo en cuanto a la capacidad de asumir sus costes diarios y lidiar con los inesperados, sino por mantener su estilo de vida cuando dejen de trabajar. Los programas y planes de pensiones gubernamentales también están cambiando y es probable que no aporten las mismas prestaciones a las mismas edades que en el pasado.

En el Reino Unido, el gobierno anunció que, a partir de abril de 2015, los jubilados con fondos de pensiones ya no estarán obligados a comprar una anualidad para generar ingresos y que a partir de ahora podrán hacer lo que quieran con el dinero. Aunque parezca liberador, nuestra encuesta RISE indica que la mayoría de personas no sabía lo suficiente sobre este cambio como para poder comentar si ampliaría su capacidad para cubrir sus objetivos de ingresos durante la jubilación, y el 65% de las personas con pensión no sabía qué clases de activos o fondos poseen. Resulta interesante constatar que el 68% de los encuestados que sabía que se habían introducido cambios en las pensiones dijo que no tenían pensado modificar su estrategia de planificación de la jubilación como consecuencia de este cambio. Nosotros creemos que, dado que en su mayoría desconocen sus inversiones y puesto que ahora su responsabilidad personal es mayor en la ecuación de los ahorros para la jubilación, sí deberían plantearse algunos cambios.

“Para poder alcanzar susexpectativas que a menudo son elevadas para su nivel de ingresos durante la jubilación, muchos inversores necesitarán aplicar mayor sentido común y empezar a ahorrar lo antes posible para su jubilación”, dice Toby Hayes, gestor de carteras en Franklin Templeton Solutions®.

La importancia de planificar

Aunque todo esto asuste un poco, nuestras encuestas RISE revelaron que planificar puede ayudar a aliviar parte del estrés que conlleva la jubilación, sin importar dónde viva. Parece lógico pensar que la gente con mayores activos está más tranquila cuando piensa en la jubilación, en comparación con la gente que dispone de un presupuesto ajustado. En cierto modo, puede ser verdad. Pero disponer de ahorros es solo una pieza del puzle. Las encuestas RISE realizadas en tres países muestran que es más probable que las personas que disponen de un plan de pensiones estén más informadas, felices y seguras acerca de su camino hacia la jubilación.

La jubilación puede ser una etapa emocionante o estresante. Para muchas personas, disponer de un plan de pensiones puede ser la pieza esencial para prepararse para el futuro. En Canadá, un poco más de la mitad de las personas sin plan de pensiones se describe como segura (55%), feliz (55%) o informada (56%) sobre su plan de pensiones. En cambio, un significativamente mayor porcentaje de las personas con planes de pensiones dijo que se sentía segura, feliz o informada sobre su plan de pensiones (94% en cada caso). Y en Estados Unidos, el 83% de los jubilados que trabaja actualmente con un asesor se pudo jubilar en el momento que quiso, según nuestra encuesta.

Además de elaborar un plan y trabajar con un asesor, los jubilados en las tres regiones (78% de ellos en Estados Unidos y Canadá y 75% de ellos en el Reino Unido) también aconsejaron lo mismo para reducir el estrés y la ansiedad ante la jubilación: ahorrar pronto, a menudo y de forma constante.

Los comentarios, las opiniones y los análisis aquí vertidos constituyen la opinión personal del autor, son para fines informativos y de interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. No constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada aquí es válida a la fecha de esta publicación, puede cambiar sin previo aviso y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con ningún país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte a su asesor profesional para obtener información adicional acerca de la disponibilidad de productos y servicios en su jurisdicción.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportuna, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican un riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron.



[1] Fuente: “Global Burden of Disease” 1990 – 2013. Institute of Health Metrics and Evaluation, Universidad de Washington. Financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates.

[2] Fuente: Statistical Handbook of Japan 2014. Statistics Bureau, Ministry of Internal Affairs and Communications. http://www.stat.go.jp/english/data/handbook/c0117.htm No se pueda garantizar que se vaya a cumplir ninguna previsión.

[3] La encuesta 2015 US Franklin Templeton Retirement Income Strategies and Expectations (RISE) se realizó en línea entre una muestra de 2.002 adultos de Estados Unidos, que incluía a 1.001 hombres y a 1.001 mujeres de 18 años de edad o más. ORC International’s Online CARAVAN®, que no es filial de Franklin Templeton Investments, realizó la encuesta entre el 8 y el 22 de enero de 2015. Los datos se han ponderado en función del género, la edad, la región geográfica, la educación y la raza. El programa de ponderación personalizado asigna un factor de ponderación a los datos en función de las estadísticas de población actuales de la Oficina del Censo de Estados Unidos (US Census Bureau). Los inversores de Estados Unidos pueden consultar www.franklintempleton.com/rise para obtener más información.

[4] Ibíd.

[5] La encuesta 2015 Canada Franklin Templeton Retirement Income Strategies and Expectations (RISE) se realizó en línea entre una muestra de 2.017 adultos de Canadá, que incluía a 1.011 hombres y a 1.006 mujeres de 18 años de edad o más. ORC International’s Online CARAVAN® realizó la encuesta entre el 8 y el 22 de enero de 2015. Los inversores de Canadá pueden consultar www.franklintempleton.com/rise para obtener más información.

[6] Fuente: Comisión Europea, “Informe sobre envejecimiento 2015”.

[7] Ibíd.

[8] Ibíd.

[9] La encuesta 2015 UK Franklin Templeton Retirement Income Strategies and Expectations (RISE) se realizó en línea entre una muestra de 2.004 adultos del Reino Unido, que incluía a 1.002 hombres y a 1.002 mujeres a de 18 años de edad o más. ORC International’s Online CARAVAN® realizó la encuesta entre el 8 y el 22 de enero de 2015. Los inversores del Reino Unido pueden consultar http://www.franklintempleton.co.uk/en_GB/adviser/company/press-centre para obtener más información.