Beyond Bulls & Bears

Aumenta la actividad de fusiones y adquisiciones en tecnología

Esta entrada también está disponible en: Inglés Holandés Francés Alemán Polaco

El índice compuesto Nasdaq de tecnología alcanzó un nuevo máximo récord en abril, eclipsando al antiguo establecido hace 15 años en el 2000. Naturalmente, cuando se alcanzan máximos históricos, empiezan a surgir comentarios sobre la burbuja. No obstante, J.P. Scandalios, de Franklin Equity Group, afirma que el mercado y el entorno económico actuales son muy distintos a los de finales de 1990, cuando todo el mundo parecía estar buscando algo “punto com” por pura especulación. Opina que la perspectiva a largo plazo es positiva para el sector tecnológico (y ámbitos relacionados, como la biotecnología) y establece que las valoraciones siguen pareciendo razonables. De hecho, las bajas valoraciones han contribuido a una ola de actividad de fusiones y adquisiciones en el espacio, lo que prevé que podría continuar alimentando el interés de los inversores.

J.P. Scandalios
J.P. Scandalios

J.P. Scandalios
Vicepresidente
Gestor de carteras
Analista
Franklin Equity Group

Opinamos que la perspectiva de varios años para el sector de la tecnología de la información (TI) parece favorable por varias razones. Determinadas empresas tecnológicas bien posicionadas parecen sanas, con perspectivas de crecimiento secular atractivas. Y desde el punto de vista de la valoración, el sector de TI se encuentra entre los más atractivos del S&P 500 Index cuando se tiene en cuenta el crecimiento (según se ilustra a continuación). No ha pasado desapercibido el bajo precio exigido por el crecimiento en el sector, incluso entre las propias empresas de TI. Muchas empresas de tecnología tienen grandes cantidades de efectivo en los balances empresariales y han mostrado una voluntad creciente de devolver efectivo a los accionistas. Siendo éste el caso, esperamos ver continuas oportunidades para constantes fusiones y adquisiciones que podrían servir para consolidar y reforzar el sector tecnológico.

Los temas seculares apoyan a las empresas tecnológicas

Existen varios temas seculares en la economía mundial que creemos que apoyan al sector tecnológico. Hay numerosos ejemplos en los que las nuevas tecnologías respaldan los desarrollos que han dado lugar a ganancias y a un crecimiento del flujo de caja para los innovadores. Últimamente hemos estado descubriendo nuevas oportunidades potenciales vinculadas a la seguridad de las redes, el crecimiento de los datos inalámbricos, los SSD (discos duros de estado sólido) en servidores y portátiles, la proliferación del comercio electrónico, el “Internet de las cosas”, las bombillas LED, la adopción de productos SaaS (software como servicio) y la impresión en 3D. Un tema importante del sector es la seguridad de operaciones, por lo que también buscamos empresas que puedan beneficiarse del cambio de las antiguas tarjetas de crédito con banda magnética a NFC (comunicación de campo cercano) y tarjetas con chip y pin, así como la actualización a terminales de pago que utilicen dichas tecnologías.

Fuera del espacio tradicional “tecnológico”, también buscamos aplicaciones tecnológicas interesantes. Por ejemplo, la creciente población mundial de usuarios de Internet tanto en mercados desarrollados como emergentes, junto con la proliferación de los teléfonos inteligentes y las tabletas (véase el gráfico sobre las suscripciones a teléfonos móviles a continuación), ha contribuido a transformar la industria de los viajes, ya que los consumidores organizan y reservan sus viajes en línea cada vez más. Por otro lado, numerosas empresas de equipos sanitarios han desarrollado dispositivos médicos para que los diabéticos puedan medir mejor sus niveles de glucosa o facilitar la carga diaria de esta enfermedad mejorando la toma constante y automatizada de insulina.Internet_use_2012_spa

Las valoraciones siguen siendo atractivas

Temas como los descritos anteriormente han contribuido a impulsar las altas tasas de crecimiento entre las acciones de TI. Según el Informe sobre beneficios de FactSet más reciente, las tasas de crecimiento de ingresos de 2015 para el sector solo son superadas por el sector sanitario, entre los 11 sectores del S&P 500 Index.[1]

A pesar de las positivas perspectivas de crecimiento de beneficios, la tecnología de la información sigue siendo atractiva a niveles de valoración, con relaciones de precio-beneficios (P/E) a dos años (que utiliza estimaciones de ganancias previstas para el ejercicio de dos años de las empresas) por debajo del índice general. En general, una relación P/E más baja sugiere que los inversores esperan un menor crecimiento de los beneficios en el futuro para las empresas con una mayor relación P/E.

Slide0La combinación de sólidas perspectivas de crecimiento y valoraciones razonables ha proporcionado a la tecnología de la información la relación precio/beneficios a crecimiento (PEG) más baja entre todos los sectores del S&P 500 Index a 31 de marzo.[2] Normalmente, cuanto menor sea la relación PEG, más sectores serán infravalorados, dado el rendimiento de sus beneficios.

Slide1No hemos sido los únicos en darnos cuenta de las valoraciones atractivas del sector tecnológico. Muchas empresas de TI cuentan con efectivo y, conforme van madurando en el espacio, van aumentando las formas en las que devuelven valor a los accionistas. Las recompras y la iniciación o crecimiento de dividendos han sido comunes, pero la creciente actividad de fusiones y adquisiciones se considera una opción sólida para empresas tecnológicas que buscan aumentar su valor. Adquirir empresas más pequeñas con tecnología de vanguardia puede ser una forma eficaz para las empresas tecnológicas más grandes de ampliar sus capacidades en nuevos ámbitos, así como de incrementar su poder de ganancias o de conseguir altos niveles de eficacia y optimizar operaciones.

Como ejemplo reciente, dos grandes empresas de semiconductores anunciaron un plan para fusionase con un acuerdo elogiado por los mercados, ya que parecía ser beneficioso de forma inmediata para la entidad combinada. En nuestra opinión, ambas empresas eran inversiones atractivas antes de la fusión, ya que eran fundamentales en los componentes semiconductores, que son vitales para el crecimiento de los pagos a través del móvil y dispositivos conectados, y la entidad combinada también tiene posibilidades de beneficiarse del ahorro de costes y de las posibles sinergias entre las líneas de productos. Creemos que los aspectos positivos inmediatos de este acuerdo son un indicativo de que las fusiones y adquisiciones son una buena opción para empresas de semiconductores y otras tecnologías, así como una señal para otras empresas del espacio de que merece la pena que se planteen adentrarse en este ámbito de crecimiento.

Aunque no invertimos de forma específica en empresas que pretendan ejercer una actividad de fusiones y adquisiciones -preferimos invertir en empresas que creemos que consiguen un crecimiento importante por sí mismas a largo plazo-, es cierto que las mayores empresas suelen evaluar sus propias perspectivas de crecimiento, calidad y valoración y las de sus homólogos. En nuestro proceso, el crecimiento, la calidad y la valoración también son principios fundamentales para nuestro enfoque de inversión. Queremos identificar empresas que creemos que no están bien posicionadas para sacar partido a un crecimiento superior y a una rentabilidad derivada de tendencias e innovación tecnológicas seculares. Por tanto, incorporamos un análisis financiero detallado y una estricta disciplina de valoración para iniciar y construir posiciones a lo que, en nuestra opinión, son niveles atractivos ajustados al riesgo.

Como inversores del espacio tecnológico, nos inclinamos hacia el crecimiento y la innovación, puesto que creemos que esta última dará lugar a un crecimiento y rentabilidad superiores. Es importante buscar también valoraciones y sacar partido de las situaciones en las que el mercado amplio pueda infravalorar a una empresa a corto plazo. Esta combinación de alto crecimiento y valoración atractiva sigue haciendo que el sector de la tecnología resulte interesante para invertir y, si ambas características se mantienen, prevemos que continuará una gran actividad de fusiones y adquisiciones en el sector.

Los comentarios, las opiniones y los análisis de J.P. Scandalios constituyen opiniones personales, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento individual para inversión ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada aquí es válida a la fecha de esta publicación, puede cambiar sin previo aviso y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con ningún país, región, mercado o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte con su propio asesor profesional para obtener más información sobre la disponibilidad de productos y servicios en la jurisdicción en la que se encuentra.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportuna, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican un riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. Los precios de las acciones fluctúan, a veces de forma rápida y dramática, debido a factores que afectan a compañías individuales, industrias o sectores particulares, o a condiciones del mercado en general. El sector de la tecnología siempre ha sido volátil debido al rápido ritmo de cambio y desarrollo de productos dentro del sector. Las empresas tecnológicas pueden ser pequeñas y/o relativamente nuevas e inexpertas. Las pequeñas empresas pueden ser especialmente sensibles frente a los cambios de las condiciones económicas y tienen menos perspectivas de crecimiento que las empresas grandes y más consolidadas.



[1] Fuente: FactSet, a 24/4/2015. Los índices no son regulados y no se debe invertir directamente en uno. Para obtener más información visite www.franklintempletondatasources.com.

[2] Fuente: FactSet, a 31/3/2015. Los índices no son regulados y no se debe invertir directamente en uno. Para obtener más información visite www.franklintempletondatasources.com.