Beyond Bulls & Bears

Última hora: Elecciones del Reino Unido 2015

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés Alemán Polaco

 Última hora: Los profesionales de Franklin Templeton Investments ofrecen una actualización breve pero exhaustiva sobre el urgente asunto de las inversiones.

El jueves, 7 de mayo de 2015, los votantes del Reino Unido eligieron sorprendentemente al gobierno conservador con una mayoría de 12 escaños en la Cámara de los Comunes. En la “Última información” de hoy, Colin Morton comparte su opinión sobre el resultado y los desafíos a los que se enfrentará el primer ministro británico, David Cameron.

Colin Morton
Colin Morton

Colin Morton es vicepresidente y gestor de carteras de Franklin UK Equity Team.

Fue un resultado inesperado. ¿Cuál ha sido su primera reacción?

En vista de la situación, opino que el panorama es bastante optimista —hay un resultado definido y ha ganado las elecciones un partido que parece abogar por las empresas— pero el primer ministro, David Cameron, va a encabezar un gobierno con una mayoría mucho más reducida en comparación con la coalición anterior. Tiene que seguir por el camino de la austeridad, lo que establecía en su manifiesto, aunque va a enfrentarse a grandes problemas en Escocia, donde el Partido Nacional Escocés (SNP, por sus siglas en inglés), que lucha contra la austeridad, ha ganado todos los escaños salvo tres. Además, está el asunto del referéndum que se prometió convocar para decidir si seguir formando parte o no de la Unión Europea (UE), que probablemente se realizará en dos años. Cuando los mercados se recuperen de la euforia inicial por los resultados —que, dada la situación, parecen mejor de lo esperado— aún tendrán que centrarse en numerosos asuntos durante los próximos seis a 18 meses.

¿Cuál es su previsión para las acciones de gran y mediana capitalización a la luz de los resultados?

Consideramos que los evidentes grandes vencedores de las elecciones serán los sectores con el potencial para verse afectados por un cambio en la tendencia política del gobierno, como los constructores de viviendas, las empresas inmobiliarias, los servicios públicos, las empresas tabaqueras y las empresas de servicios de apoyo.

Muchas acciones de gran capitalización no se han visto realmente afectadas por la afiliación política del gobierno, como las empresas petroleras, las farmacéuticas y las empresas mineras. No les importó demasiado si el nuevo gobierno iba a estar formado por los conservadores o por el Partido Laborista de centro-izquierda de la oposición.

Incluso se podía prever a corto plazo que la probable fortaleza de la libra, en respuesta a las elecciones, podría afectar a las ganancias extranjeras de algunas grandes acciones en mayor medida que si los resultados hubiesen sido más inciertos.

Dicho esto, prevemos que algunos sectores del espacio de la gran capitalización se alegrarán por el resultado: las acciones en tabaco, que el Partido Laborista planteaba someter a un impuesto extraordinario, las empresas de servicios públicos, que habían resultado perjudicadas por la promesa de los laboristas de una congelación de los precios de consumo de la energía, y el sector de la banca, afectado porque los laboristas planteaban imponer gravámenes mucho mayores a los bancos para financiar otros planes.

No obstante, prevemos un mayor impacto entre las acciones de mediana capitalización, ya que tienden a centrarse más en el mercado interno. Los constructores de viviendas y los agentes inmobiliarios son quienes pueden destacar, ahora que la nube del famoso “impuesto sobre mansiones” para las viviendas de valor más elevado propuesto por el Partido Laborista parece haberse disipado. En nuestra opinión, puede haber más interés por los servicios de apoyo, en particular, las empresas que proporcionan servicios subcontratados a los gobiernos, que la administración laborista podría haber reducido.

Pero no todo son buenas noticias. ¿Qué le preocupa?

Desde el punto de vista del mercado, un gobierno conservador con mayoría está mejor visto que muchas otras opciones que podrían haber surgido. Pero esto implica sus propias dificultades. Se podría alegar que David Cameron puede enfrentarse a mayores dificultades gobernando ahora que cuando lo hizo anteriormente con el apoyo de la coalición formada por la oposición.

No haría falta que se rebelasen muchos diputados conservadores contra los deseos de la cabeza del partido para acarrearle verdaderos problemas al gobierno.

También nos preguntamos si la euforia posterior a las elecciones se desvanecerá demasiado pronto. Creemos que a la mayoría de las empresas del mercado británico no les importa quién ha ganado las elecciones, por lo que si algunos de los aumentos de los precios de las acciones producidos tras las elecciones son justificados o no, es un asunto que convendría debatir. Sería de esperar la desaparición de parte de esa euforia durante las próximas semanas.

¿Cómo se han posicionado sus carteras para este nuevo entorno político?

No hemos hecho demasiadas modificaciones en nuestras carteras tras las elecciones, aunque las que hicimos fueron debidas a que pensamos que el valor era atractivo a pesar del resultado de las elecciones.

Preferimos invertir en empresas que, en nuestra opinión, son lo suficientemente sanas y sólidas como para producir valor a pesar de las circunstancias políticas.

¿Cuál cree que es el mayor desafío al que se enfrentará el nuevo gobierno conservador?

Consideramos que la mayor popularidad del SNP quizás sea el aspecto más interesante de estas elecciones. David Cameron ha sido elegido para gobernar todo el Reino Unido con la promesa de implantar una mayor austeridad, aunque probablemente resultará complicado, ya que el SNP ha ganado todos los escaños escoceses, salvo tres, con una política de lucha contra la austeridad.

Debido al resultado de las elecciones, por ahora parece que los conservadores lo tienen realmente difícil para seguir adelante con la austeridad en Escocia. Y esto provoca numerosos problemas constitucionales. Cada vez es más probable que Escocia gane mucha más autonomía en relación a su política fiscal. Pero, ¿el empeño por evitar la austeridad generará un gran déficit?

Y, ¿se puede implantar la austeridad en Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte y no en Escocia? Los conservadores han prometido continuar con su programa de austeridad e intentar equilibrar las cuentas durante los próximos cuatro o cinco años, aunque creemos que la forma de lidiar con el SNP les provocará grandes dolores de cabeza.

Los conservadores hicieron campaña prometiendo convocar un referéndum para decidir si seguir perteneciendo o no a la UE. Parece que se hará realidad en 2017. ¿Cómo cree que afectará a los mercados de renta variable británicos?

Por el momento, dado que la mayoría de los líderes políticos van a hacer campaña para seguir perteneciendo a Europa, nos sorprendería que se votara para abandonarla.

Creo que el posible abandono de la UE preocuparía al mercado, pero no es algo que resulte preocupante de forma inmediata. Conociendo cómo funcionan los mercados, probablemente empezarán a preocuparse por una posible salida británica, o “Brexit”, a mediados del año que viene.

Será otra molesta incertidumbre para las personas y las empresas que inviertan en el Reino Unido. Considero que muchas empresas están en el Reino Unido porque pertenece a la UE. Es una buena base: una economía anglosajona que facilita mucho crear puestos de trabajo. No creo que esas empresas se alegrasen en caso de que se produjese una “Brexit”. Sin embargo, no tiene sentido preocuparse sobre eso en estos momentos, ya que hay muchos otros asuntos que atender antes de que éste se convierta en un problema.

Por último, ¿cuál es su consejo para David Cameron, ahora que ha vuelto al n.º 10 de Downing Street?

Soy de la opinión de que el gobierno anterior hizo un trabajo razonablemente bueno en circunstancias tremendamente difíciles durante los últimos cuatro o cinco años. Sé que no se ha acertado en todo, pero mi consejo sería que siguieran con el plan. Opino que los mercados están esperando una combinación de estrategias sensatas para intentar garantizar el crecimiento económico. Entre ellas se encuentran una bajada de impuestos y ayudar al mercado inmobiliario al mismo tiempo que se recorta el gasto, con el fin de intentar que las finanzas del gobierno vuelvan a una posición equilibrada.

Es importante que Cameron se relacione de algún modo con el SNP. Desde mi punto de vista, podría llegar a conseguirse una relación estupenda, aunque dudo que el país llegue a encontrarse en una situación con un gran pulso entre los gobiernos de Londres y Escocia.

Los comentarios, las opiniones y los análisis constituyen la opinión personal del gestor de inversiones, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información proporcionada aquí es válida a la fecha de esta publicación, puede cambiar sin previo aviso y no es un análisis completo de cada hecho material en relación con ningún país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte con su propio asesor profesional para obtener más información sobre la disponibilidad de productos y servicios en la jurisdicción en la que se encuentra.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportuna, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican un riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. Los precios de las acciones fluctúan, a veces de forma rápida y dramática, debido a factores que afectan a compañías individuales, industrias o sectores particulares, o a condiciones del mercado en general. Los riesgos especiales están relacionados con la inversión extranjera, incluyendo las fluctuaciones de moneda, la inestabilidad económica y los desarrollos políticos. Las inversiones en el sector de recursos naturales conllevan riegos especiales, que incluyen la susceptibilidad a los acontecimientos económicos y normativos adversos que afectan al sector.