Beyond Bulls & Bears

Más allá del debate sobre las burbujas

Esta entrada también está disponible en: Inglés Chino simplificado Holandés Francés Italiano Alemán Polaco

Conforme nos adentramos en el séptimo año de un mercado alcista estadounidense que bate récords, algunos inversores pueden estar preocupados por la ligera inflación de algunas valoraciones de las acciones. Sus preocupaciones no se vieron aliviadas cuando la Presidenta de la Reserva Federal estadounidense, Janet Yellen, sugirió el mes pasado que la renta variable estadounidense podría estar sobrevalorada. Serena Perin Vinton, vicepresidenta senior y gestora de carteras de Franklin Equity Group, reconoce que aunque las valoraciones generales pueden encontrarse en el punto más alto de la media, considera que aún existen oportunidades en el mercado, si se sabe dónde buscar. Expone las oportunidades que está encontrando en las recesiones de algunos sectores y el crecimiento potencial de los avances tecnológicos.

Serena Perin Vinton
Serena Perin Vinton

Serena Perin Vinton, CFA
Vicepresidenta Senior, Gestora de carteras
Franklin Equity Group

Conforme va avanzando el mercado alcista estadounidense, algunos analistas del mercado han dado la alarma sobre las valoraciones de renta fija potencialmente recalentadas. La Presidenta de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Janet Yellen, avivó las llamas el mes pasado cuando advirtió que había “peligros potenciales” en las valoraciones del mercado actuales, que describió como “bastante altas”. Sus observaciones intensificaron las conversaciones sobre una posible burbuja de renta variable.

En concreto, el rendimiento del índice compuesto Nasdaq de tecnología ha dado lugar a un escrutinio adicional de los sectores de atención sanitaria y tecnología por parte de especialistas del mercado. En marzo, el índice Nasdaq superó los 5.000 puntos por primera vez en 15 años, reviviendo recuerdos del pinchazo de la burbuja de las empresas “puntocom” en el año 2000, justo después de dichas valoraciones nunca vistas.

A pesar de la marcha de la renta variable, consideramos que aún existen atractivas oportunidades en el mercado, cuando se observan sectores o empresas individuales. En el caso de muchas empresas —incluso en el sector de la atención sanitaria— las valoraciones también nos parecen más razonables cuando consideramos su potencial de crecimiento.

La ventaja de una recesión

Mientras que el mercado general no ha sufrido una corrección importante, hemos observado recesiones rotativas en ciertas áreas, incluidos los sectores de energía, de materiales y de industria. La solidez relativa del dólar estadounidense y las fluctuaciones de los precios del petróleo han sido factores cruciales para algunas de esas recesiones, concretamente para las empresas expuestas a los mercados energéticos y a divisas extranjeras. A principios de 2014, observamos cómo las preocupaciones sobre la valoración afectaron a las acciones de los servicios sanitarios y a los relacionados con Internet, a pesar de que dichos sectores se han recuperado desde entonces.

Esto ha dado lugar a oportunidades para nosotros tanto para aumentar nuestras posiciones existentes como para lanzar nuevas. Un ejemplo es una empresa de análisis de datos que trabaja para muchos clientes relacionados con el sector energético. La volatilidad de los precios del petróleo nos han brindado la oportunidad de añadir a nuestra posición actual lo que creemos es una empresa sólida con buenas perspectivas de crecimiento a largo plazo, a pesar de la incertidumbre a corto plazo.

Otro ejemplo es un productor de vinos y bebidas alcohólicas. La empresa ha aumentado sus ventas a nivel internacional y sus ingresos en cuanto a divisa local, pero debido a la reciente fortaleza del dólar, dicho crecimiento no se ha visto reflejado en su nivel superior. Dejando este obstáculo a un lado, consideramos que la empresa tiene un historial sólido de presentación de nuevos productos y de inversión en sus negocios, lo que ha servido como ejemplo del tipo de empresa con crecimiento sostenible que buscamos para nuestras carteras a largo plazo.

Aumento del interés

En nuestra opinión, la volatilidad que rodeaba a las acciones estadounidenses afectadas por los precios de la energía o por las emisiones de divisas extranjeras reflejó acontecimientos del mercado a corto plazo que tal vez sólo duren unos pocos trimestres. Sin embargo, vemos otra causa potencial para que se mantenga la incertidumbre en el futuro: el aumento de los tipos de interés estadounidenses.

En la junta del Comité Federal de Mercado Abierto de este mes, la Fed comunicó que pretendía aumentar los tipos de interés a lo que consideramos un nivel más normal tras muchos años de una política monetaria demasiado flexible. A pesar de que este cambio de política no sorprendería a la mayoría de los analistas de la Fed, nosotros esperamos que cree volatilidad a medida que los mercados intentan adivinar el momento y la magnitud de futuros aumentos de los tipos. A largo plazo, no creemos que un aumento de los tipos de interés sea necesariamente negativo para los mercados de renta variable, especialmente porque una vuelta a los tipos normales se consideraría un indicio de la confianza de la Fed en la solidez de la economía estadounidense y su convicción de que la economía podría mantenerse sola.

Si bien prevemos que muchos de los obstáculos del primer trimestre van a ser transitorios, nuestra atención sigue centrada en la diversificación de nuestra cartera en distintos mercados finales, las influencias macroeconómicas y factores de empresas específicas que, desde nuestro punto de vista, pueden contribuir al rendimiento a largo plazo, independientemente de la dirección general de la economía estadounidense.

Nos mantenemos optimistas sobre muchos sectores del mercado, incluidos el de atención sanitaria y el de industria. Por ejemplo, se han producido nuevos descubrimientos en la atención sanitaria recientemente, especialmente en terapias de inmunooncología, que ayudan al sistema inmunológico de pacientes con cáncer a reconocer y destruir las células cancerosas. Las terapias han supuesto avances espectaculares en la lucha contra la leucemia, el linfoma y el melanoma.

En el sector industrial, los fabricantes de aviones y automóviles están buscando modos de que sus productos sean más seguros y más limpios. Esperamos avances en sensores, conectores y compuestos de carbono para ayudar a los fabricantes de aviones y automóviles en tales empeños.

Uno de los beneficios principales de nuestro enfoque de inversión a largo plazo es que hemos tenido paciencia para esperar, por ejemplo, a que madurase el negocio de una empresa tecnológica. Podemos ver más allá de los problemas a corto plazo y tomar decisiones de inversión según nuestra previsión de las perspectivas de crecimiento de una empresa en varios años. A medida que observamos la volatilidad en el mercado, ya esté impulsada por las divisas, los precios de las materias primas o los tipos de interés, tenemos la capacidad de dar un paso atrás y ver una imagen más completa, así como de utilizar la volatilidad a corto plazo para convertirla en una ventaja potencial.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportunas, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas comerciales propiedad del CFA Institute.

Los comentarios, las opiniones y los análisis constituyen la opinión personal del gestor de inversiones, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información brindada en este material representa información hasta la fecha de publicación y puede cambiar sin aviso. Esta tampoco pretende ser un análisis completo de cada hecho material sobre cualquier país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte con su propio asesor profesional para obtener más información sobre la disponibilidad de productos y servicios en la jurisdicción en la que se encuentra.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. El aumento del precio de las acciones refleja la proyección de futuras ganancias o ingresos y pueden, por lo tanto, bajar bruscamente si la compañía no alcanza dichas proyecciones. Las empresas más pequeñas, de porte medio o aquellas relativamente nuevas o no muy avezadas pueden ser especialmente sensibles a las condiciones económicas cambiantes, y sus posibilidades de crecimiento son menos seguras que las de las empresas de mayor tamaño o más consolidadas. Históricamente, estos valores han sufrido más volatilidad en sus precios que las acciones de compañías más grandes, especialmente a corto plazo. En la medida que una cartera se enfoque en determinados países, regiones, industrias, sectores o tipos de inversión en particular, pueden existir de vez en cuando mayores riesgos de evolución desfavorable en las áreas seleccionadas que una cartera que invierta en una variedad más amplia de países, regiones, industrias, sectores o inversiones.