Beyond Bulls & Bears

Última hora: ¿Qué está debilitando El sector de biotecnología en EE.UU?

Esta entrada también está disponible en: Inglés Chino simplificado Holandés Francés Italiano Alemán Polaco

Última hora: Los profesionales de Franklin Templeton Investments ofrecen una actualización breve pero exhaustiva sobre el urgente asunto de las inversiones.

Las preocupaciones sobre los beneficios y valoraciones ya habían  afectado al precio de las acciones de biotecnología estadounidense en septiembre cuando una mayor atención política y mediática sobre los costes en ascenso de los medicamentos hundieron todavía más el sector. Evan McCulloch, vicepresidente senior y director de análisis de Franklin Equity Group, comparte su opinión sobre el debate de los costes de los medicamentos, la propuesta de la candidata a la presidencia Hillary Clinton y el descenso del sector biotecnológico en general.

Evan McCulloch
Evan McCulloch

Evan McCulloch
Vicepresidente senior, Director de Análisis
Gestor de carteras
Franklin Equity Group

Hemos visto cierta agitación en el sector biotecnológico estadounidense durante las últimas semanas. ¿Qué ha estado impulsando esta volatilidad?

Ha habido volatilidad en el mercado de renta variable en general, lo que ha dado como resultado unos inversores volubles en general y una hipersensibilidad hacia posibles preocupaciones fundamentales. Si nos centramos en el sector biotecnológico estadounidense, sin embargo, la amenaza de un escrutinio aumentado del precio de los medicamentos estadounidenses ha vuelto a asomar la cabeza. Comenzó con un artículo de The New York Times del 20 de septiembre sobre una pequeña empresa privada que había subido el precio de un medicamento para la toxoplasmosis que había adquirido por 5.000%. Esto es algo muy inusual para un medicamento antiguo, por lo que los medios se volcaron con el tema. Al artículo le siguió un mensaje en Twitter de la candidata  demócrata a la presidencia; Hillary Clinton, quien afirmó que pensaba que algunos de los precios de los medicamentos le parecían excesivos y que tenía planes para reducir los costes de los medicamentos con receta.

Clinton anunció su plan posteriormente, en el cual proponía que Medicare aprovecha su poder adquisitivo para negociar directamente con las empresas farmacéuticas. Después de eso, otros políticos se subieron al carro y se mostraron en contra de los altos precios de los medicamentos. A principios de año, el Comité de Supervisión y Reforma ya había estado tratando de conseguir la exhibición de documentos relacionados con la subida de precios de un par de medicamentos cardiovasculares por parte de una empresa farmacéutica de gran tamaño, y después pidió la exhibición de la pequeña empresa privada en lo relacionado con la subida de precio de este medicamento, el cual trata infecciones parasitarias.

Es interesante tener en cuenta que el asunto de los precios no es algo nuevo; hay varios artículos de prensa sobre el tema del mes de julio. El Presidente Obama ha hecho varias declaraciones periódicas sobre el alto precio de los medicamentos, y el senador Bernie Sanders, que también compite por la nominación  a la presidencia por parte del partido demócrata, lanzó un plan sobre los precios que generó una atención renovada. Así que, aunque se trata de un asunto que merece la pena observar, creo que es la culminación de preocupaciones específicas del sector sobre el precio de los medicamentos, aparte de algunos asuntos más amplios del mercado, lo que ha causado la volatilidad en los precios de las acciones.

¿A dónde cree que nos llevará todo esto? ¿Cree que podría acabar con una reducción en los precios de los medicamentos?

Para bien o para mal, creo que la respuesta es que no. Todo lo que Clinton ha hecho es articular un plan, no una legislación. El precio de los medicamentos con receta es un tema popular, ya que la mayor parte de la gente de Estados Unidos piensa que los precios de los medicamentos son elevados, y es un tema que resuena particularmente bien con los votantes. De nuevo, esto no es una legislación, y si lo fuera, es probable que no fuera aprobada por un Congreso mayoritariamente republicano. Dado que resulta probable que los republicanos mantengan su mayoría en la Cámara de Representantes después de las elecciones de 2016, no creo que pueda aprobarse ninguna legislación al respecto, al menos hasta 2018.

Incluso si el plan de Clinton como ahora lo entendemos llegara a aprobarse,  creemos que el impacto sería manejable para el sector. En especial, según nuestras estimaciones, cualquier rebaja en el precio de los medicamentos del programa Medicare sería bastante menor que la reciente corrección del 15-20% en las acciones del sector.

Sin embargo, sí que esperamos más reformas basadas en el mercado. Es posible que este proceso de humillación pública que los políticos están utilizando haga que las empresas moderen las subidas de los precios de aquí en adelante, y también les  otorgue poder a las empresas de seguros para impulsar unas devoluciones superiores y un mayor número de sustituciones de los medicamentos más baratos. Por lo tanto, esperamos una moderación en el crecimiento en los extremos, pero es algo que probablemente resultará imperceptible a nivel sectorial. Le damos importancia a invertir en empresas con medicamentos que proporcionen un sólido valor clínico y que tengan una competición limitada, algo que busca mitigar el impacto de alguna de estas iniciativas.

Pasemos ahora al tema de la protección de patentes. ¿Tiene alguna preocupación sobre las cláusulas de exclusividad ofrecidas en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), el acuerdo de negociación propuesto para 12 países de la cuenca del Pacífico?

No, no me preocupa. El TPP propone que los medicamentos que se vendan fuera de Estados Unidos tengan ocho años de exclusividad. Ahora mismo, las patentes no protegen los medicamentos estadounidenses en el extranjero. Así que, de acuerdo, ocho años es menos que los actuales 12 años de exclusividad en Estados Unidos, pero esos ocho años deberían compararse a la exclusividad virtualmente nula del momento, ya que muchos de los países cubiertos por dicho acuerdo no hacen honor a los derechos de propiedad intelectual. Por lo tanto, esta cláusula protegería a las empresas farmacéuticas durante ocho años, lo que creemos que sería positivo para el sector.

¿Qué cree que los medios no están cubriendo o están informando mal sobre el sector biotecnológico y opina que los inversores deberían saber?

Los medios se han centrado en la subida de los precios brutos de los medicamentos y eso es muy diferente de la subida del precio real o de la subida del precio neto. En la mayoría de los casos, los aumentos en los precios se moderan a través de devoluciones a los pagadores, pero, al tratarse de un precio negociado, el precio real que los planes de seguros pagan a las empresas farmacéuticas no es transparente ni para los inversores ni para los medios. En muchos casos, cuando vemos una subida del precio, solo sabemos que ocurre de uno a dos tercios de esa subida del precio, por lo que dichos aumentos son mucho más bajos que lo que la prensa está diciendo ahora mismo.

¿Cuáles son sus perspectivas actuales para el espacio biotecnológico?

Creo que los fundamentos en el sector biotecnológico son más sólidos que nunca. En nuestra opinión, la cartera de nuevos productos del sector está repleta y también se están viendo avances en nuevos tratamientos para el cáncer, el Alzheimer, la demencia y otras muchas enfermedades genéticas raras. En el tratamiento del cáncer, el interés es muy alto de cara a utilizar medicamentos que sacan partido del sistema inmune para luchar contra los tumores.

Varias de las nuevas tecnologías para descubrir medicamentos, como la terapia de genes, la interferencia por ARN y los antisentidos, permiten a las empresas hacer frente a enfermedades genéticas raras que habían sido intratables hasta el momento con los enfoques de los medicamentos más tradicionales. Para los medicamentos que logran pasar el proceso de ensayos clínicos, la Administración Nacional de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos trabaja cooperativamente con el sector para acercar estos nuevos medicamentos a los pacientes, y en la mayoría de los casos posee medicamentos aprobados que tienen unas sólidas propuestas de valor para los pacientes.

Hasta hace poco, las preocupaciones de los inversores se limitaban generalmente a la valoración de las acciones, no a los fundamentos. Aunque han crecido las preocupaciones en relación con el poder de los precios de los medicamentos, no espero ningún cambio importante. Y con unas valoraciones más atractivas siguiendo esta corrección reciente, creemos que la perspectiva para el sector es muy positiva.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton Investments en la bandeja de entrada de su correo electrónico. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para conocer noticias de inversión oportunas, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

Los comentarios, las opiniones y los análisis constituyen la opinión personal del gestor de inversiones, son para fines informativos e interés general solamente, y no deben considerarse asesoramiento para inversión individual ni recomendaciones ni invitaciones para comprar, vender o mantener cualquier título o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituyen asesoramiento legal o fiscal. La información brindada en este material representa información hasta la fecha de publicación y puede cambiar sin aviso. Esta tampoco pretende ser un análisis completo de cada hecho material sobre cualquier país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments (“FTI”) no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna por la pérdida que surja del uso de esta información, y la confiabilidad en los comentarios, las opiniones y los análisis del material es a entera discreción del usuario. Es posible que los productos, los servicios y la información no estén disponibles en todas las jurisdicciones y que empresas asociadas a FTI y/o sus distribuidores los ofrezcan según lo permita la legislación y normativa local. Consulte con su propio asesor profesional para obtener más información sobre la disponibilidad de productos y servicios en la jurisdicción en la que se encuentra.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones implican riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede experimentar oscilaciones al alza o a la baja, y cabe la posibilidad de que los inversores no recuperen el capital total que invirtieron. La cartera es una cartera no diversificada que se concentra en un único sector, lo que involucra riesgos como las cuestiones de las patentes, la responsabilidad del producto, los requisitos regulatorios del gobierno y la aprobación regulatoria para nuevos medicamentos y productos médicos. Las empresas biotecnológicas son a menudo pequeñas y/o relativamente nuevas. Las pequeñas empresas pueden ser particularmente sensibles a los cambios de las condiciones económicas y cuentan con menores perspectivas de crecimiento que las empresas grandes y más consolidadas, del mismo modo que pueden ser volátiles, sobre todo a corto plazo. La cartera también puede invertir en empresas extranjeras, lo que implica riesgos especiales, como las fluctuaciones de divisas y la incertidumbre política.