Beyond Bulls & Bears

Perspectivas

¿Necesita Macron el apoyo alemán para su programa de reformas de la UE?

Este verano, Alemania y Francia estaban a punto de iniciar el liderazgo de la tarea de volver a unir a la Unión Europea. Sin embargo, algunos observadores afirman que las elecciones alemanas de septiembre han paralizado estos planes. En este artículo, Philippe Brugere-Trelat, vicepresidente ejecutivo de Franklin Mutual Series, analiza el pronóstico de las propuestas para la zona euro del presidente francés, Emmanuel Macron, y el panorama de las acciones europeas en la situación política actual. ¿Está en peligro la lista de objetivos de Macron para la zona euro?

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés Italiano Alemán Polaco

Dos días después de las elecciones alemanas del 24 de septiembre, el presidente francés Emmanuel Macron expuso su amplio enfoque para la zona euro. Su lista de objetivos abarcaba diversos temas, desde el afrontamiento del problema de la inmigración en Europa hasta la creación de una defensa común y presupuestos financieros.

No obstante, ante los resultados de las elecciones alemanas, en las que el partido de extrema derecha Alternativa para Alemania (AfD) consiguió escaños por primera vez en el parlamento, es posible que tenga que reducir sus ambiciones.

En cualquier caso, es poco probable que la canciller alemana Angela Merkel, que antes de las elecciones se consideraba la socia de Macron en las reformas de la zona euro, vaya a responder con sus opiniones antes de Navidad. A lo largo de los próximos meses, es probable que Merkel trate de crear una coalición que tenga en cuenta las opiniones de AfD, el Partido Democrático Libre (FDP) y otros partidos más pequeños, como La Izquierda y Los Verdes.

No creo que esta nueva posible coalición alemana sea tan abierta a introducir cambios significativos en Europa como la anterior, con la Unión Demócrata Cristiana de Alemania de Merkel y la Unión Social Cristiana de Baviera (CDU/CSU), y el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD). Preveo más negociaciones en Alemania y un mayor tira y afloja. Además, parece probable que las políticas de Merkel den un ligero giro hacia la derecha.

En el plano económico, Macron sugirió que la zona euro debería tener un ministerio financiero con un presupuesto y un ministro independientes. Aunque Merkel respaldó estas propuestas antes de las elecciones, considero que, ahora, ese objetivo será más difícil de alcanzar. Es probable que Christian Linder, líder del FDP, que ha sido un claro detractor del presupuesto de Macron para la zona euro, forme parte de la coalición de Merkel.

Sin un socio dispuesto a colaborar en Alemania, creo que Macron se enfrentará a dificultades a la hora de aplicar sus reformas más radicales en la zona euro. Si bien la unificación cuenta con un amplio apoyo tras la votación sobre el Brexit del año pasado, algunos de los socios del este de la Unión Europea (UE) están usando todos los mecanismos de frenado para evitar una mayor unificación. En mi opinión, el camino para alcanzar ese objetivo va a ser largo.

Por ello, las propuestas de Macron no se refieren al año que viene, sino que son una hoja de ruta para Francia y la zona euro que abarca todo el próximo decenio. Por otro lado, considero que Alemania y otros miembros de la UE están de acuerdo en propiciar de forma conjunta el avance de las propuestas de Macron en materia de infraestructura, defensa, control de fronteras y terrorismo. Desde mi punto de vista, la inmigración, en concreto, se está convirtiendo en un problema más urgente en Europa. Considero que, probablemente, la fortaleza de la UE (o su debilidad) dependerá en gran medida de cómo se aborde el problema de la inmigración.

Mientras tanto, Macron está logrando avances con sus homólogos europeos. En septiembre, dio su consentimiento para que un astillero público italiano adquiriese control sobre un astillero público francés y para que un conglomerado alemán fusionase sus actividades ferroviarias con una empresa francesa. Creo que, con estos acuerdos, Macron trata de cambiar la imagen de que Francia es hostil a los intentos de adquisición y quiere mostrar que el país está abierto a unificar la zona euro en el plano económico. Su propuesta de exigir a todos los estudiantes universitarios que pasen una temporada en otros países de la zona euro para aprender al menos dos idiomas es otro ejemplo de su mentalidad de cooperación a largo plazo, algo que celebro.

Si Merkel es capaz de forjar una coalición en términos que sigan siendo más o menos favorables al amplio enfoque de Macron sobre el futuro de la zona euro, creo que ella y Macron estarán en la vanguardia del progreso. Juntos, podrían aportar una mayor solidez a Europa, que todavía no se ha recuperado de los efectos de la crisis financiera mundial de 2007 a 2009 ni de la crisis griega de 2012 a 2014. Si aúnan sus fuerzas, considero que las perspectivas de las acciones europeas serían bastante favorables, ya que tanto las economías de la zona euro como los mercados de valores podrían experimentar un verdadero renacimiento.

Los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos sólo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

 Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments («FTI») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo. Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos por las filiales de FTI y/o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Para acceder a novedades de inversión puntuales, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

¿Cuáles son los riesgos?
Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de las acciones experientan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales. La inversión en el extranjero entraña riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos.