Beyond Bulls & Bears

Perspectivas

Global ETF Trends To Watch In 2020

Durante 2019, fue evidente el marcado interés de los inversores en los fondos cotizados (ETF) en todo el mundo y actualmente hay pocos indicios de que esta situación ceda, según nuestro director de EMEA ETF Capital Markets en Franklin Templeton, Jason Xavier. A continuación nos comparte algunos de los temas y tendencias que percibe para el 2020.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Italiano Alemán

El viento de cola para los fondos cotizados (ETF) en este nuevo año y en esta nueva década es más que favorable. El año pasado, los activos gestionados (AUM) a través de ETF a nivel global superaron los 6 billones de dólares estadounidenses y en Europa los activos gestionados estuvieron por encima del billón de dólares estadounidenses.1 He identificado algunos temas que podrían continuar/concretarse en 2020 para los ETF a nivel mundial.

En mi opinión, las tres predicciones que se destacan giran en torno a la renta fija, los factores ambientales, sociales y de gobernanza (ASG), y la volatilidad.

Analicémoslo.

Renta fija: los ETF de renta fija gestionados activamente en Europa superarán los 15 000 millones de dólares estadounidenses en AUM.

Mi primera predicción se centra en el crecimiento de esta clase de activos. El año pasado, los ETF de renta fija acumularon más de 250 000 millones de dólares estadounidenses en flujos de entrada a nivel mundial, aumentando los AUM de esta categoría a casi 1,2 billones en todo el mundo, lo que se traduce en una tasa de crecimiento anual de aproximadamente el 30 %.2 Los ETF de renta fija europeos crecieron a una tasa mayor de casi el 54 % el año pasado para terminar el año en aproximadamente 260 000 mil millones de dólares estadounidenses en AUM,3 superando el crecimiento de los ETF de renta variable en la región.

Los inversores siguen adoptando el conjunto de ETF para la asignación de la renta fija en todos los segmentos de clientes en busca de la transparencia, la liquidez y el descubrimiento de precios que normalmente caracterizan al conjunto de ETF como un verdadero valor añadido.

Como he mencionado en un blog anterior , la democratización del descubrimiento de precios que los ETF han introducido en el panorama de inversión de renta fija sigue siendo muy bien acogida por los clientes. Vemos cómo cada vez más clientes utilizan ETF de renta fija en la construcción de sus carteras.

Básicamente, el crecimiento económico mundial todavía se plantea como un problema y la situación de Europa sigue siendo delicada. Persisten los obstáculos en torno al proceso de negociación de Brexit, la ralentización de las cifras de la industria manufacturera alemana en medio de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y la falta de un candidato favorito que suceda a la canciller alemana Angela Merkel mientras se prepara para retirarse el próximo año.

De ahí que creemos que el contexto de bajo rendimiento continuo a nivel mundial y el entorno negativo en Europa señalan la necesidad de una gestión más activa para superar estos obstáculos con éxito. Es probable que el enfoque en la obtención de rendimiento de efectivo en Europa siga dominando los ETF de renta fija gestionados de forma activa mientras los inversores apuestan por períodos más cortos4 y siguen aprovechando los beneficios de la liquidez intradía del conjunto de ETF para cumplir sus objetivos.

Fuera de Europa, los mercados crediticios han sido los principales beneficiarios de los últimos períodos de debilidad de los mercados de renta variable. Creemos que este tipo de rotación seguirá vigente durante el 2020 ante episodios de volatilidad de la renta variable. También creemos que es probable que los intereses aumenten en el sector empresarial de grado de inversión de EE. UU., que sigue favoreciendo a los inversores que buscan rendimiento fuera de la eurozona.

De hecho, hemos visto estas tendencias en nuestra gama de renta fija activa, que actualmente es de 2,4 mil millones de dólares estadounidenses a nivel mundial con 1,6 mil millones de dólares de flujos de entrada en 2019. La renta fija es una clase de activo donde realmente creemos que la gestión activa puede destacarse.

Las estrategias centradas en ASG serán el segmento más rápido de crecimiento y dominarán las emisiones de ETF europeos en el 2020.

Mientras que los ETF de renta fija han reunido la mayoría de los AUM en 2019, los ETF centrados en ASG dominaron la tasa de crecimiento en Europa. El año pasado, los activos gestionados (AUM) a través de ETF centrados en ASG registraron un crecimiento de 1,6 mil millones de dólares estadounidenses en Europa, un incremento del 150 %, para aumentar los AUM de ESG en Europa a 33 000 millones de dólares estadounidenses de aproximadamente 12 000 millones de dólares a finales del 2018.5

Muchos factores siguen favoreciendo el crecimiento de las finanzas sostenibles. El reglamento de la Unión Europea (UE) sigue impulsando un plan de acción de finanzas sostenibles mientras que los gobiernos y los bancos centrales están prestando más atención al cambio climático como un riesgo sistémico. Los avances tecnológicos en Big Data e inteligencia artificial están supliendo las carencias vinculadas a la identificación de riesgos explícitos derivados del uso de las inversiones propias.

Además, las transformaciones demográficas globales en curso tienen consecuencias para la inversión. Se producirá una importante transferencia de la riqueza a una nueva generación; una generación que ha nacido en un entorno digital.

Los millennials y la Generación Z han crecido rodeados de tecnología y dependen de ella, lo que los convierte en una audiencia activa que invierte y realiza un seguimiento de los ETF a través de los dispositivos móviles. Estoy firmemente convencido de que el aumento de las emisiones de ETF centrados en ASG contará con un sólido respaldo, en especial, porque varios estudios han mencionado la inversión basada en valores como una prioridad entre los inversores millennials.

Un factor potencial que sin dudas sobresale en este análisis es el «efecto Lagarde». Al haber tomado las riendas del Banco Central Europeo (BCE) al final del año pasado, está claro que el cambio climático es una prioridad para la presidenta del BCE Christine Lagarde y tendrá un peso considerable en la política del banco de cara al futuro.

Con un margen de política monetaria convencional limitado, si la economía de la eurozona flaquea y vemos una posible ampliación para la flexibilización cuantitativa, ¿podría Lagarde también ampliar la compra de activos a los ETF y a los que respaldan su política de cambio climático?

Creemos que muchos inversores ya adoptaron una posición con respecto a esta posibilidad.

Los métodos de inversión basados en factores y las estrategias de ETF basadas en factores han llegado para quedarse.

Como ya se ha mencionado, los AUM a través de ETF europeos superaron el billón de dólares estadounidenses el año pasado, lo que representa una tasa de crecimiento anual del 25 % durante los últimos 10 años.6 Mientras que los ETF de renta fija y los ETF centrados en ESG se han destacado considerablemente en los últimos años, los ETF smart beta y basados en factores han dominado las tasas de crecimiento anual de ETF y gestión pasiva durante los últimos 10 años.

Los ETF smart beta crecieron más del 145 % el año pasado, tras el desaceleramiento del 2018.Fondo 7 Durante los últimos 10 años, el subsector ha percibido una tasa de crecimiento anual compuesta del 34 %, que representa la adopción más amplia de los inversores que buscan factores impulsores basados en los fundamentales que ayuden a diseñar las asignaciones destinadas a las inversiones.

Aunque el contexto económico mundial de baja rentabilidad ha sido claramente favorable para las estrategias basadas en la capitalización bursátil, cada vez inversores están adoptando estrategias para protegerse de una crisis económica.  En el panorama smart beta, las estrategias que incorporan un enfoque de múltiples factores orientado hacia las estrategias de calidad o control de riesgos dominaron los flujos el año pasado.

Como se ha señalado anteriormente, el crecimiento mundial sigue siendo una preocupación para los inversores a comienzos de este año y la eurozona se enfrenta a algunos desafíos. Y si bien la economía de EE. UU. está atravesando la expansión más larga de su historia, muchos observadores se cuestionan su sostenibilidad. El gasto de los consumidores y el fuerte mercado laboral continúan señalando una trayectoria alcista. Sin embargo, está claro que cada vez más inversores están adoptando estrategias de ETF no tradicionales que les permitan participar en posibles ventajas y, al mismo tiempo, minimizar las pérdidas.

Observamos que este fue el caso el año pasado con nuestra estrategia de múltiples factores de EE. UU. Los flujos de entrada llevaron este producto a un AUM de más de 1,5 mil millones de dólares estadounidenses mientras que los inversores se beneficiaron de la transparencia, la liquidez y la reducción de costes con una asignación táctica mediante el conjunto de ETF.

¿Se cumplirán mis predicciones? ¡Permanezcan atentos! Parece que ya es una año emocionante.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton directamente en su bandeja de correo, suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para comentar o publicar una pregunta sobre este tema, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.


Información legal importante

Los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son las opiniones personales expresadas por los gestores de inversiones y su finalidad es meramente informativa y de interés general, por lo que no deberá interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación o invitación para comprar, vender o mantener valor alguno o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituye asesoramiento jurídico ni tributario. La información facilitada en este material se suministra a la fecha de su publicación y puede cambiar sin aviso previo y no pretende ser un análisis completo de cada hecho material en relación con cualquier país, mercado regional o inversión.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments («FTI») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo. Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos por las filiales de FTI y/o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Las comisiones de corretaje y los gastos de ETF reducen la rentabilidad. Las acciones de ETF pueden comprarse o venderse a lo largo del día a su precio de mercado en la bolsa en que se coticen. Los ETF se negocian como las acciones, su valor de mercado fluctúa y pueden cotizar por encima o por debajo del valor liquidativo de los ETF. Sin embargo, no hay garantías de que se desarrolle o se mantenga un mercado de transacciones activo para las acciones de ETF ni de que su cotización siga siendo o permanezca invariable. Si bien las acciones de ETF son negociables en mercados secundarios, no pueden negociarse fácilmente en todas las condiciones de mercado y podrían ser objeto de descuentos considerables en períodos de tensión en los mercados.

1. Fuentes: Franklin Templeton, Morningstar.

2. Ibid.

3. Ibid.

4. La duración es una variable que mide la sensibilidad de un bono o un fondo ante las variaciones de los tipos de interés. Se suele expresar en años.

5. Fuente: Morningstar.

6. Ibid.

7. Ibid.