Beyond Bulls & Bears

Renta Variable

Finalmente, estamos poniendo fin al brexit: ¿qué sucederá en el futuro con las acciones del Reino Unido?

Según Colin Morton, miembro del Equipo Franklin de Renta Variable del Reino Unido, este podría ser el principio del fin para algunos factores que han empañado la perspectiva del mercado de renta variable del Reino Unido. En este artículo, reflexiona sobre por qué la certeza sobre el brexit alimenta su optimismo precavido con respecto a las acciones del Reino Unido.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Pese a que algunas de las tensiones geopolíticas de 2019 persisten en todo el mundo, un acontecimiento positivo es que, finalmente, estamos poniendo fin al brexit.

Después de tres años y medio, el Reino Unido ha abandonado oficialmente la Unión Europea (UE). Ahora nos adentraremos en un territorio desconocido de negociaciones con la UE, solo que esta vez para hablar sobre la estructura de la futura relación entre el Reino Unido y la UE en un período de transición oficial. Deberíamos empezar a dilucidar algunos elementos que antes empañaban nuestra perspectiva con respecto a las acciones del Reino Unido.

A finales de 2019, observamos un rendimiento de la renta variable mucho mayor de lo que preveían la mayoría de pronosticadores: el FTSE 100 Index terminó el año con una subida del 12 %, mientras que el FTSE 250 Index lo terminó con un aumento del 24 %.1  Deberíamos obtener más información sobre la dirección de las acciones de mediana y alta capitalización a medida que evolucione la situación posterior al brexit a lo largo del año.

Somos optimistas con respecto al posible aumento del crecimiento mundial, con un 2,9 % en 2019, un 3,3 % en 2020 y un 3,4 % en 2021.2  Los bajos tipos de interés a nivel mundial siguen siendo favorables para la renta variable: la Reserva Federal de EE. UU. redujo los tipos tres veces en 2019, mientras que el Banco Central Europeo redujo de manera considerable los tipos de interés hasta alcanzar un mínimo histórico del -0,5 % el pasado septiembre. Junto con la política monetaria expansiva, creemos que existe un margen fiscal mucho mayor en 2020 que probablemente respaldará las acciones europeas y sobre todo las acciones del Reino Unido. Ya hemos visto que algunos gobiernos han puesto en marcha programas de gasto fiscal para impulsar las economías debilitadas. Por ejemplo, el gobierno francés ha dedicado 10 000 millones de euros de recortes fiscales para su presupuesto de 2020 con el objetivo de impulsar la inversión y la confianza de los consumidores.

Dicho esto, nos gustaría reducir las expectativas de los inversores acerca de un año notablemente más fuerte en 2020. Aunque es poco probable que vaya a haber oportunidades de obtener renta variable que acaparen titulares, creemos que podemos encontrar algunas oportunidades interesantes que no son específicas de sectores o industrias particulares durante el próximo año.

No descartemos nada todavía

Creemos que los inversores deben ser realistas con respecto a las perspectivas sobre las acciones del Reino Unido este año. Desde el punto de vista de la selección de acciones, analizamos el espectro del mercado completo para identificar las oportunidades de manera general. Si bien este desafío ha adquirido más relevancia en el contexto económico actual, somos optimistas, aunque precavidos, con respecto a las oportunidades que se pueden presentar.

Existen pruebas de una vuelta a la confianza en las acciones del Reino Unido. Algunas acciones se vieron afectadas anteriormente por la incertidumbre en torno al brexit y la debilidad de la libra esterlina del año pasado. Con una libra esterlina más sólida y mayor claridad con respecto al brexit, hemos observado algún movimiento hacia estas acciones, más orientadas al mercado nacional.

En los últimos tres años, incluso las empresas de sectores específicos como el minorista, en el cual las ventas del Reino Unido no han logrado aumentar por quinto mes consecutivo3 , creemos que ha habido buenas oportunidades de crecimiento.

Por este motivo, no descartaríamos ningún sector basándonos en su clasificación. Algunas empresas minoristas, de ocio y de construcción con grandes negocios podrían ofrecer oportunidades si empezamos a observar una mejora de las perspectiva en el Reino Unido.

Normalmente, nuestro proceso de inversión nos ha conducido a evitar las empresas cíclicas muy endeudadas. Este tipo de empresas suelen tener grandes cantidades de deuda, lo cual hace más difícil para nosotros visualizar el flujo de caja y la rentabilidad a largo plazo.

A medida que se cierra otro capítulo de la saga del brexit, creemos que los mercados han avanzado mucho desde la reacción instintiva del mercado ante el referéndum sobre la UE de 2016. Dicho esto, una cronología del brexit más clara nos ayudará a identificar las oportunidades potenciales y futuras en las acciones del Reino Unido.

Reciba más perspectivas de Franklin Templeton directamente en su bandeja de correo. Suscríbase al blog Beyond Bulls & Bears.

Para actualizaciones de inversión oportunas, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

Información legal importante

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton («FT») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FT no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo. Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos por las filiales de FT y/o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí tienen carácter meramente informativo, por lo que no deben interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación para invertir en un valor o adoptar cualquier estrategia de inversión. Debido a la celeridad con la que pueden cambiar las condiciones económicas y de mercado, los comentarios, las opiniones y los análisis recogidos aquí son válidos solo en la fecha de su publicación y pueden variar sin previo aviso. Este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región, mercado, sector, inversión o estrategia.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgo, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones de mercado generales. La inversión en el extranjero entraña riesgos especiales, entre ellos el riesgo de fluctuaciones cambiarias, de inestabilidad económica y de acontecimientos políticos adversos.

 

1. El FTSE 100 Index es un índice bursátil compuesto por las 100 empresas cotizadas en la Bolsa de Valores de Londres con mayor capitalización. El FTSE 250 Index es un índice ponderado por capitalización compuesto por las 101 a 350 mayores empresas cotizadas en la Bolsa de Valores de Londres. Los índices no están gestionados y no se puede invertir directamente en ellos. Tampoco incluyen comisiones, gastos ni costes de suscripción. La rentabilidad pasada no es un indicador ni garantía de la rentabilidad futura.

2. Fondo Monetario Internacional, Perspectivas de la economía mundial, enero de 2020. No hay garantías de que las estimaciones, previsiones o proyecciones vayan a cumplirse.

3. Oficina Nacional de Estadística, diciembre de 2019.