Beyond Bulls & Bears

Renta Variable

Reducción del desequilibrio del rendimiento europeo

Aunque la renta variable europea ofreció buenos resultados en 2019, sigue habiendo una brecha importante en cuanto a valor y desempeño en comparación con las acciones estadounidenses, según Katrina Dudley, gestora de carteras de Franklin Mutual Series. En este artículo, presenta las razones por las que es optimista con respecto al contexto de las acciones de valor europeas y describe algunos de los acontecimientos importantes para los mercados que ella está supervisando.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Chino simplificado Italiano Alemán

A pesar de la incertidumbre y desafíos actuales, creemos que el desempeño positivo que la renta variable experimentó en 2019 podría continuar en 2020. Los acontecimientos que impulsaron la recuperación del mercado en 2019 (una política monetaria flexible por parte de los bancos centrales, una trayectoria más clara del brexit y un acuerdo comercial entre EE. UU. y China) siguen siendo fuentes de optimismo, en nuestra opinión.

Este contexto positivo, combinado con las recientes señales de estabilización del índice de directores de compras (PMI) mundial, sugiere que las preocupaciones sobre una recesión a corto plazo que enturbiaron la perspectiva a principios de 2019 ya no representan un riesgo con el inicio de esta nueva década. Además, tras el reciente traspaso de poder en el Banco Central Europeo (BCE), tras el cual Christine Lagarde asumió el cargo de presidenta en noviembre de 2019, y dado que acaba de anunciar una revisión de su objetivo de inflación, herramientas normativas y comunicación, creemos que el BCE podría alentar a los gobiernos de la eurozona a aumentar los estímulos fiscales para reavivar sus economías en los próximos años.

Temas relativos a la inversión europea en la próxima década

En el futuro, consideramos que son diversas las razones por las que los inversores podrían plantearse la posibilidad de aumentar su exposición a las acciones europeas, entre otras cosas para conseguir exposición a empresas con criterios ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) relativamente más sólidos. Los flujos de activos hacia las inversiones relacionadas con los factores ESG han aumentado de manera continuada y el marco normativo de Europa sigue respaldando la evolución de las mejores prácticas en materia de ESG y una divulgación significativa por parte de las empresas europeas, en particular en lo que se refiere a la transición climática.

Además, creemos que el creciente activismo podría ser favorable para la renta variable europea, pues estos accionistas activos se implican en las juntas y los equipos de gestión. En nuestra opinión, estas conversaciones podrían llevar a las empresas a reestructurar sus operaciones y mejorar el rendimiento. En algunos casos, hemos visto a las empresas actuar como activistas en sí mismas, al evaluar las opciones para trabajar de un modo más selectivo y mejorar mediante la división de los negocios en entidades independientes.

Desde la perspectiva de la valoración, como hemos comentado en repetidas ocasiones esta última década, el estilo de inversión basado en el valor ha caído en desgracia durante un tiempo, y el rendimiento superior de las acciones de crecimiento durante el año 2019, comparado con sus homólogos de valor, fue considerable. Creemos que es probable que el valor empiece a ofrecer un buen rendimiento de nuevo, en particular a medida que los inversores se sensibilizan con los niveles de valoración de las acciones.

Es relativamente fácil explicar qué ha sucedido en la última década: el fuerte rendimiento de muchas de las entidades transformadoras del mundo ha impulsado el rendimiento del mercado de acciones estadounidenses. Por el contrario, muchas de las empresas afectadas forman parte del mercado europeo. Creemos que el mercado ha reflejado plenamente esta situación en los precios, tal y como demuestra la importante brecha de valoración entre los mercados estadounidense y europeo.

Según nuestro análisis, las rentabilidades por dividendo de la renta variable europea siguen siendo atractivas en relación con la renta variable de otras regiones, entre otras, los Estados Unidos. Para los inversores que buscan rentabilidad, resulta difícil ignorar la rentabilidad por dividendo del 3,5 % que ofrece el mercado europeo, frente a la de 1,8 % del S&P 500 Index.1

Gestión de la volatilidad del mercado

Ante este alentador panorama de la renta variable europea, también estamos vigilando otros acontecimientos que podrían influir en el mercado. Las guerras comerciales, los conflictos geopolíticos y la transición posterior al brexit en el Reino Unido, así como la incertidumbre con respecto a las elecciones presidenciales estadounidenses en 2020, podrían seguir acaparando los titulares económicos en 2020 y representar un foco desproporcionado de volatilidad del mercado.

La tensión en Oriente Medio ha ido aumentando tras el fallecimiento del contratista estadounidense en Iraq a finales de diciembre y el ataque aéreo de EE. UU. el 3 de enero que causó la muerte del general iraní Qassem Soleimani. Y, aunque las tensiones comerciales se disiparon con la primera fase del acuerdo comercial entre EE. UU. y China, todavía hay un número considerable de asuntos por resolver. Creemos que es posible que las hostilidades aumenten de nuevo.

Además, algunas cuestiones persistentes relacionadas con el brexit que todavía deben solucionarse podrían provocar un aumento de la volatilidad del mercado el próximo año. Como consecuencia, damos preferencia a las empresas con sede en el Reino Unido, pero que sean franquicias internacionales, en las cuales solo un pequeño porcentaje de los ingresos proceda del mercado nacional británico.

Si bien la volatilidad del mercado constituye una preocupación para los inversores con un horizonte temporal a corto plazo, como inversores a largo plazo creemos que podemos capear el temporal y encontrar oportunidades con valoraciones atractivas.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton directamente en su bandeja de correo, suscríbase al blog Beyond Bull & Bears.

Para acceder a novedades de inversión puntuales, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.


Información legal importante

La finalidad de este material es satisfacer el interés general, por lo que no deberá interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación o invitación para comprar, vender o mantener valor alguno o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituye asesoramiento jurídico ni tributario.

Las opiniones expresadas son las del gestor de inversiones y los comentarios, opiniones y análisis se emiten a partir de la fecha de publicación y pueden cambiar sin previo aviso. La información facilitada en este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región o mercado.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton Investments («FTI») no haya verificado, validado o auditado dicha información de forma independiente. FTI no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo.

Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos fuera de Estados Unidos por las filiales de FTI o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional o su contacto institucional de Franklin Templeton para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Emitido en EE. UU. por Franklin Templeton Distributors, Inc., One Franklin Parkway, San Mateo, California 94403-1906, (800) DIAL BEN/342-5236, franklintempleton.com. Franklin Templeton Distributors, Inc. es el distribuidor principal de los productos registrados en EE. UU. de Franklin Templeton Investments, que no están asegurados por FDIC, podrían perder valor, no cuentan con garantía bancaria y solo están disponibles en las jurisdicciones en las que esté permitida la oferta o solicitud de oferta de dichos productos en virtud de la legislación y la normativa aplicables.

CFA® y Chartered Financial Analyst® son marcas registradas propiedad de CFA Institute.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de las acciones experimentan fluctuaciones, a veces rápidas y drásticas, debido a factores que afectan a empresas concretas, industrias o sectores específicos, o condiciones generales de mercado. Los títulos de estilo valor puede que no se aprecien como se preveía o incluso podrían perder valor. Las inversiones en valores de títulos extranjeros conllevan riesgos especiales, como las fluctuaciones cambiarias, la inestabilidad económica y los acontecimientos políticos adversos. La actual incertidumbre política y financiera en torno a la Unión Europea podría producir un aumento de la volatilidad del mercado y del riesgo económico de invertir en empresas en Europa.

1. Fuente: Bloomberg, al 24 de enero de 2020.