Beyond Bulls & Bears

Activos Múltiples

Una perspectiva de la innovación a largo plazo

Matt Moberg, de Franklin Equity Group, sugiere que miremos más allá de las preocupaciones del mercado a corto plazo y nos concentremos en cinco temas relacionados con la tecnología que probablemente transformen las prácticas comerciales en la próxima década.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Chino simplificado Francés Italiano Alemán Polaco

A los mercados no les gusta la incertidumbre. En el primer trimestre de 2020, los mercados mundiales tuvieron que afrontar dos problemas: el COVID-19 y una caída repentina de más del 50 % en el precio del crudo. Como era de esperar, los mercados de renta variable no han aceptado de buen grado estas dos sorpresas.

Si pensamos en lo que queda de 2020, creemos que los mercados de renta variable tendrán que lidiar con la duración y la gravedad del coronavirus y con las repercusiones que tenga en la economía mundial, la perspectiva de la oferta y la demanda de petróleo, así como la reacción de los gobiernos a estos acontecimientos.

Las perturbaciones repentinas, las caídas pronunciadas y los eventos inesperados del mercado son desconcertantes e incómodos. También son muy normales. En mi carrera como inversor, ocurrieron en dos ocasiones: una en 1999-2000 y otra en 2007-2008. Si la caída es lo suficientemente amplia y pronunciada, se le asigna su propio nombre, como en los casos mencionados más arriba: la burbuja «puntocom» y la «crisis financiera mundial».

Casi por definición, estos acontecimientos deben ser repentinos, inciertos y sin precedentes, lo cual se define como «lo nunca visto o conocido». Por ejemplo, que Donald Trump ganase las elecciones presidenciales en 2016 fue, en opinión de muchos, una sorpresa; sin embargo, se sopesó de forma adecuada, y ya habíamos vivido otros resultados sorprendentes en las elecciones presidenciales estadounidenses en el pasado. La doble perturbación del COVID-19 y la caída repentina en el precio del petróleo es, simultáneamente, inaudita.

Lo que hace único al ser humano en el reino animal, entre otras muchas características, es nuestra capacidad para agruparnos en redes que son mucho mayores que nosotros. Los países, la religión, los gobiernos y la economía mundial son ejemplos de ello. La economía mundial quiere volver al trabajo. Los trabajadores quieren volver al trabajo. Los gobiernos quieren volver al trabajo. Por lo tanto, creo que es razonable dar por hecho que volveremos al trabajo.

Si bien podemos argumentar que la crisis que estamos viviendo no tiene precedentes, es normal que los mercados de renta variable y la economía mundial sufran perturbaciones. Hace más de 50 años que nuestras carteras cuentan con inversiones en innovación y tenemos un proceso que nos ayuda a eliminar el sesgo en cuanto a acciones concretas, el miedo y el pánico, y que creemos que nos ayuda a tomar buenas decisiones en tiempos de crisis. Este proceso es el resultado de haber gestionado dinero durante numerosos acontecimientos sin precedentes en el pasado y de contemplar cada crisis como una oportunidad para perfeccionar, mejorar y aprender de las anteriores. Por supuesto, hemos implantado dicho proceso en este momento, y lo hemos ejecutado en nuestra estrategia predeterminada.

Como los seguidores de nuestra filosofía de inversión saben, hemos organizado este período de inversión acelerada en torno a cinco temas: comercio transformador, descubrimientos genómicos, máquinas inteligentes, nuevas finanzas y datos exponenciales.

En este periodo de crisis, creemos que cada uno de los temas anteriores tiene un papel que desempeñar.

Comercio electrónico mundial: Ya hemos visto un repunte considerable en el uso del comercio electrónico teniendo en cuenta que los consumidores evitan el contacto físico en las tiendas.

Avances genéticos: El COVID-19 se analiza a nivel genético para hacer pruebas y vacunar a la población contra el virus.

Máquinas inteligentes: La automatización se orientará a producir y suministrar productos con el mínimo contacto humano.

Nuevas finanzas: Los proveedores de pagos seguirán reduciendo la fricción en los pagos y el contacto físico en el comercio tradicional.

Datos exponenciales: La fiabilidad y velocidad de los datos han ayudado a las empresas a seguir funcionando de manera eficiente mediante videoconferencias y colaboración laboral, mientras que los consumidores se entretienen en casa, con excesivos programas de entretenimiento, socialización y videojuegos.

Invertimos en innovación. Somos optimistas. Vivimos un momento de aceleración del cambio económico debido a la aceleración de la innovación. Creemos en nuestro gobierno y en nuestras instituciones, así como en la capacidad colectiva para poner fin a la crisis. Tenemos nuevas herramientas para luchar contra una pandemia a la que nunca nos habíamos enfrentado en la historia. Finalmente, hemos observado en numerosas ocasiones que ir en contra del ingenio humano es una mala inversión.  Seguiremos adelante con el convencimiento de que saldremos de este proceso reforzados y mejor preparados para el futuro.

Entendemos que estos momentos son incómodos y estresantes. Todo nuestro equipo le desea a usted y a su familia seguridad y salud durante este periodo sin precedentes.

Para recibir más perspectivas de Franklin Templeton directamente en su bandeja de correo, suscríbase al blog Beyond Bull & Bears.

Para actualizaciones de inversión oportunas, síganos en Twitter @FTI_Global y en LinkedIn.

Información legal importante

 La finalidad de este material es satisfacer el interés general, por lo que no deberá interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación o invitación para comprar, vender o mantener valor alguno o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituye asesoramiento jurídico ni tributario.

Las empresas y los estudios de casos a los que se hace referencia en este artículo se utilizan únicamente con fines ilustrativos; cualquier inversión podría formar parte o no de una cartera que cuente con el asesoramiento de Franklin Templeton Investments. Las opiniones tienen por único objeto ofrecer información acerca del proceso de análisis de valores. La información facilitada en este artículo no constituye una recomendación ni un asesoramiento individual de inversión para un valor, estrategia o producto de inversión determinado, ni una evidencia de intención de negociación de ninguna cartera gestionada por Franklin Templeton. Este documento no es un análisis completo de cada hecho relevante en relación con un sector, un valor o una inversión y no debe interpretarse como una recomendación de inversión. Trata de ofrecer una perspectiva del proceso de selección y análisis de carteras. Las declaraciones basadas en hechos se extraen de fuentes que se consideran fiables, pero no se ha comprobado de forma independiente su integridad o precisión. Estas opiniones no deben considerarse como un asesoramiento de inversión ni como una oferta de un valor particular. La rentabilidad pasada no es un indicador ni garantía de los resultados futuros.

Las opiniones expresadas son las del gestor de inversiones y los comentarios, opiniones y análisis se emiten a partir de la fecha de publicación y pueden cambiar sin previo aviso. La información facilitada en este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región o mercado.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton (FT) no haya verificado, validado ni auditado dicha información de forma independiente. FT no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo.

Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos fuera de Estados Unidos por las filiales de FT o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional o su contacto institucional de Franklin Templeton para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Emitido en EE. UU. por Franklin Templeton Distributors, Inc., One Franklin Parkway, San Mateo, California 94403-1906, (800) DIAL BEN/342-5236, franklintempleton.com. Franklin Templeton Distributors, Inc. es el distribuidor principal de los productos registrados en EE. UU. de Franklin Templeton Investments, que no están asegurados por FDIC, podrían perder valor, no cuentan con garantía bancaria y solo están disponibles en las jurisdicciones en las que esté permitida la oferta o solicitud de oferta de dichos productos en virtud de la legislación y la normativa aplicables.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. La inversión en sectores de rápido crecimiento, entre los que se encuentran la tecnología y la atención médica (que históricamente han sido volátiles), podría dar lugar a un aumento en la fluctuación de los precios, especialmente a corto plazo, debido al rápido ritmo de los cambios y al desarrollo de productos, así como a los cambios en la normativa estatal que se aplica a las empresas, que ponen de relieve el progreso científico o tecnológico o la aprobación normativa de nuevos fármacos e instrumentos médicos. Las empresas de baja y media capitalización pueden ser especialmente sensibles a los cambios en las condiciones económicas y sus perspectivas de crecimiento son menos seguras que las asociadas a empresas más grandes y consolidadas. Las estrategias gestionadas de manera activa podrían sufrir pérdidas si la opinión del gestor de inversiones sobre los mercados, los tipos de interés o el atractivo, los valores relativos, la liquidez o las posibles revalorizaciones de determinadas inversiones realizadas en una cartera resulta incorrecta. No puede garantizarse que las técnicas o las decisiones de inversión del gestor de inversiones vayan a generar los resultados deseados.