Beyond Bulls & Bears

Activos Múltiples

Mi opinión: Si abren los negocios, la gente acudirá

Tras la perturbación causada por la COVID-19, ¿cuándo volverá la economía mundial a una cierta normalidad? La directora de inversión de Franklin Templeton Fixed Income, Sonal Desai, analiza algunos indicadores de actividad económica fundamentales tras la pandemia. Nos muestra datos sobre los recientes cambios en el comportamiento de los consumidores estadounidenses que parecen indicar que las personas están impacientes por volver a la vida normal.

Esta entrada también está disponible en: Inglés Francés Italiano Alemán Polaco

Lo más importante para mí, y para mi corazón, es el dolor que nuestro país está sufriendo actualmente y el dolor que nuestras comunidades, nuestros compañeros y nuestros amigos afroamericanos están experimentando y llevan experimentando mucho tiempo. Es el momento de que todos reflexionemos en profundidad sobre el trabajo que debemos realizar para conducir a nuestro país por un derrotero más favorable, empezando por todo aquello que podemos controlar de forma directa, en nuestro lugar de trabajo y en nuestras vidas cotidianas. 

La crisis económica derivada de la COVID-19, probablemente una de las peores de los últimos 100 años, ha afectado de manera desproporcionada a los sectores más vulnerables de la sociedad. Ha acentuado la desigualdad y las dificultades económicas que también subyacen a los últimos disturbios y protestas. En estos momentos, estamos llegando a un posible punto de inflexión decisivo en la crisis económica. Todavía nos quedan más de tres semanas para llegar al final del que será uno de los peores trimestres de la historia económica de EE. UU., y tendremos que esperar hasta finales de julio para que la Oficina de Análisis Económico de EE. UU. (BEA) publique su primera estimación sobre la contracción. Actualmente, esperamos que pueda ser incluso peor que nuestra estimación anterior, según la cual se preveía una caída de casi el 30 % del producto interior bruto en el segundo trimestre (información detallada en nuestra Perspectiva macroeconómica de EE. UU., «Dobleguemos ahora la curva del crecimiento económico», de abril de 2020).

No obstante, hay sectores de la economía estadounidense que han comenzado a reactivarse. Los distintos estados están avanzando a velocidades muy diferentes: Georgia permitió la reapertura de peluquerías, gimnasios, restaurantes y teatros ya a finales de abril (con distanciamiento social y otras medidas de seguridad). Texas tomó medidas similares a principios de mayo. Otros estados, como Nueva York, Nueva Jersey y algunas partes de California, siguen estando en su mayoría cerrados y siguen una planificación mucho más lenta.

El hecho de permitir la reapertura de los negocios es una condición necesaria, pero no suficiente para reactivar la actividad económica. La cuestión fundamental a lo largo de todo este tiempo ha sido si los consumidores se sentirían cómodos al volver a los restaurantes, centros comerciales y oficinas cuando las restricciones se levantasen. Esto determinará la rapidez con que las empresas podrán volver a ser rentables (y, en algunos casos, la posibilidad de que esto ocurra), así como la rapidez con que se volverá a contratar a los trabajadores. Cualquier previsión con respecto a la futura recuperación económica se basa en supuestos sobre si el comportamiento de las personas cambiará y en qué medida: ¿Nos sentiremos cómodos volando de nuevo en un avión totalmente lleno? ¿Estaremos dispuestos a cenar en un restaurante que esté medio lleno? ¿Y con tres cuartos de capacidad?

Para tener una idea de cómo se está desarrollando la recuperación, Franklin Templeton Fixed Income ha creado un Rastreador de actividad de alta frecuencia, que utiliza datos de Google Mobility y de Homebase. Estos datos están empezando a mostrar una serie de resultados interesantes:

  • Las personas están comprando más de forma presencial.
    • El tiempo que las personas pasan comprando en las tiendas de alimentación y farmacias ha aumentado de forma notable en las últimas cuatro semanas. En estados como Ohio, Washington, Texas, Georgia e Illinois ha vuelto (o casi) a la normalidad. Incluso en estados como Pensilvania, Nueva York y Nueva Jersey, donde todavía están un 10 % por debajo del valor de referencia, la mejora en las últimas cuatro semanas ha sido considerable. (En algunos estados, ha habido cierto retroceso en comparación con dos semanas antes, quizás debido a la reciente oleada de disturbios sociales).
    • El sector de la venta al por menor y la recreación muestran unas diferencias mucho mayores según el estado. En Nueva York y Nueva Jersey, todavía se encuentran un 40 % por debajo de la normalidad, lo cual supone una mejora en comparación con el -50 % de hace cuatro semanas, pero sigue siendo muy débil. Ohio, Texas y Georgia ya están de nuevo en aproximadamente el 10-15 % por debajo de la normalidad.

Google Mobility: Tiendas de alimentación y farmacias – duración de la estancia en relación con el valor de referencia (0)

Google Mobility: Venta al por menor y recreación – duración de la estancia en relación con el valor de referencia (0)

Fuente: Franklin Templeton Fixed Income Research, Google Mobility. 2 de junio de 2020. El valor de referencia es el valor medio del periodo de cinco semanas comprendido entre el 3 de enero y el 6 de febrero de 2020. El intervalo alto-bajo se refiere al periodo comprendido entre el 15 de marzo y los últimos datos disponibles.

  • El transporte está volviendo a reactivarse. El uso de los sistemas de transporte ha aumentado de forma considerable con respecto a los niveles mínimos observados durante el punto álgido del confinamiento en todo el país, y en estados como Ohio, Texas y Georgia se ha observado una mejora notable. El retroceso de las últimas dos semanas (excepto en Texas y Florida) se debió probablemente al efecto del puente del Día de los Caídos, a finales de mayo, y no necesariamente al coronavirus. Aunque en Nueva York y Nueva Jersey se observó cierta mejora, todavía están un 50 % por debajo de la normalidad, y Washington, California y Florida también están rezagados.

Google Mobility:  Estaciones de transporte – duración de la estancia en relación con el valor de referencia (0)

Fuente: Franklin Templeton Fixed Income Research, Google Mobility. 2 de junio de 2020. El valor de referencia es el valor medio del periodo de cinco semanas comprendido entre el 3 de enero y el 6 de febrero de 2020. El intervalo alto-bajo se refiere al periodo comprendido entre el 15 de marzo y los últimos datos disponibles.

  • La gente está empezando a volver a sus lugares de trabajo. En este ámbito, la mejora es más limitada, y la mayoría de estados todavía se sitúan un 35-45 % por debajo de la normalidad. Por ejemplo, Nueva York y Nueva Jersey están todavía por debajo del 45 %. Estados Unidos en conjunto está aproximadamente un 40 % por debajo del valor de referencia, una mejora de 10 puntos en comparación con los valores mínimos. No obstante, al igual que ocurre con los sistemas de transporte, la caída de las últimas dos semanas se debió probablemente al puente de finales de mayo.

Google Mobility: Lugares de trabajo – duración de la estancia en relación con el valor de referencia (0)

Fuente: Franklin Templeton Fixed Income Research, Google Mobility. 2 de junio de 2020. El valor de referencia es el valor medio del periodo de cinco semanas comprendido entre el 3 de enero y el 6 de febrero de 2020. El intervalo alto-bajo se refiere al periodo comprendido entre el 15 de marzo y los últimos datos disponibles.

  • Comer fuera vuelve a estar de moda. Hace cuatro semanas, la mayoría de restaurantes del país estaban cerrados, y las reservas del sistema OpenTable bajaron un 100 % desde el año anterior. La situación más favorable fue la de Texas, e incluso allí hubo un 85 % menos de reservas que el año anterior. Los últimos datos (del 1 de junio) muestran un panorama mucho más alentador: las reservas solo bajaron un 55-65 % con respecto al año pasado en Oklahoma, Texas, Alabama, Carolina del Sur, Arizona, Kansas e Indiana; un 70-80 % en Kentucky, Utah, Colorado, Oregón, Tennessee y Nuevo México; en Rhode Island, un 10 %; en Nueva York, Washington D. C., Michigan e Illinois sigue habiendo cerca de un 100 % menos y en California un 90 %.

Fuente: Franklin Templeton Fixed Income Research, OpenTable. 1 de junio de 2020. Variaciones porcentuales interanuales teniendo en cuenta el promedio móvil de siete días.

  • Los trabajadores por horas están empezando a beneficiarse. Los datos de Homebase muestran que el empleo de los trabajadores por horas ha mejorado de manera significativa en Florida y Ohio, y hasta cierto punto en Texas y Georgia. Menos alentador es que la mayoría de los estados han experimentado poca o ninguna mejora en las últimas semanas (a excepción de Ohio).

Google Mobility: Empleo de los trabajadores por horas en relación con el valor de referencia (0)

Fuente: Franklin Templeton Fixed Income Research, Homebase. 29 de mayo de 2020. El valor de referencia es el valor medio del periodo de cuatro semanas comprendido entre el 4 y el 31 de enero de 2020. El intervalo alto-bajo se refiere al periodo comprendido entre el 15 de marzo y los últimos datos disponibles.

En general, creo que estos datos son alentadores. Por supuesto, no podemos asumir que sean el principio de una nueva tendencia. Este será un contexto de evolución; gran parte dependerá de si la tendencia de las infecciones continúa disminuyendo o si experimenta un resurgimiento; dependerá de las restricciones que los estados impongan a las diferentes actividades comerciales y del ritmo al que se relajen esas restricciones. Todos estos factores afectarán a la logística de las empresas de forma directa, pero también contribuirán a determinar la actitud y el comportamiento de las personas. Tendremos que controlar la situación de cerca y hacer uso de una variedad de datos más amplia.

Sin embargo, por ahora, estos datos parecen indicar que las personas están impacientes por volver a la vida normal. Quieren que se tomen las medidas de seguridad adecuadas, pero, si consideran que se están tomando las precauciones razonables, no seguirán atemorizadas. Esto podría ayudar a que la recuperación cobre el impulso necesario durante el verano y principios del otoño, antes del temido resurgimiento del contagio en octubre-noviembre. Mientras tanto, los responsables políticos tendrán un respiro para comparar los resultados de las diferentes estrategias de los estados de EE. UU. y de otros países y determinar si un posible nuevo aumento de las infecciones puede y debe contrarrestarse con medidas más específicas.

El mensaje alentador de los datos disponibles hasta ahora es que si abren los negocios, la gente acudirá.

Si tenemos el valor y la fuerza necesarios para atajar las causas fundamentales de los disturbios actuales, el proceso de curación posterior puede venir acompañado y respaldado por una recuperación saludable de la actividad económica y los niveles de vida.

Información legal importante

La finalidad de este material es satisfacer el interés general, por lo que no deberá interpretarse como un asesoramiento de inversión individual ni como una recomendación o invitación para comprar, vender o mantener valor alguno o adoptar cualquier estrategia de inversión. Tampoco constituye asesoramiento jurídico ni tributario.

Las opiniones expresadas son las del gestor de inversiones y los comentarios, opiniones y análisis se emiten a partir de la fecha de publicación y pueden cambiar sin previo aviso. La información facilitada en este artículo no pretende ser un análisis completo de cada hecho relevante en relación con cualquier país, región o mercado.

Es posible que, en la preparación de este material, se haya utilizado información de fuentes de terceros y que Franklin Templeton (FT) no haya verificado, validado ni auditado dicha información de forma independiente. FT no asume responsabilidad alguna, sea del tipo que sea, por pérdidas resultantes del uso de esta información y, en su caso, el usuario confiará en los comentarios, las opiniones y los análisis contenidos en el material por su propia cuenta y riesgo.

Los productos, los servicios y la información podrían no estar disponibles en todas las jurisdicciones y son ofrecidos fuera de Estados Unidos por las filiales de FT o sus distribuidores conforme lo permitan las leyes y los reglamentos locales. Consulte a su propio asesor profesional o su contacto institucional de Franklin Templeton para obtener información adicional sobre la disponibilidad de dichos productos y servicios en su jurisdicción.

Emitido en EE. UU. por Franklin Templeton Distributors, Inc., One Franklin Parkway, San Mateo, California 94403-1906, (800) DIAL BEN/342-5236, franklintempleton.com. Franklin Templeton Distributors, Inc. es el distribuidor principal de los productos registrados en EE. UU. de Franklin Templeton, que no están asegurados por FDIC, podrían perder valor, no cuentan con garantía bancaria y solo están disponibles en las jurisdicciones en las que esté permitida la oferta o solicitud de oferta de dichos productos en virtud de la legislación y la normativa aplicables.

¿Cuáles son los riesgos?

Todas las inversiones conllevan riesgos, incluida la posible pérdida de capital. El valor de las inversiones puede tanto subir como bajar y los inversores podrían no recuperar todo el capital invertido. Los precios de los bonos generalmente varían en sentido opuesto a los tipos de interés. Por lo tanto, la cartera puede verse depreciada durante el proceso en que los bonos mantenidos en ella ajustan sus precios al aumento de los tipos de interés. Las estrategias gestionadas de manera activa podrían sufrir pérdidas si la opinión del gestor de inversiones sobre los mercados, los tipos de interés o el atractivo, los valores relativos, la liquidez o las posibles revalorizaciones de determinadas inversiones realizadas en una cartera resulta incorrecta. No puede garantizarse que las técnicas o las decisiones de inversión del gestor de inversiones vayan a generar los resultados deseados.